¿Qué son los superalimentos?

¿Qué son los superalimentos?

Los denominados superalimentos están conformados por una lista en la que encontramos semillas, frutos, vegetales, hierbas, que siempre han existido y se han aprovechado en la alimentación y la salud.

Para considerar que un alimento es un superalimento, este debe ser rico en nutrientes, vitaminas y minerales, alcanzando a cubrir un porcentaje alto de los requerimientos alimenticios diarios de una persona, en comparación con otros alimentos. Asimismo, no debe ser intervenido químicamente, no puede contener aditivos o ni haber atravesado procesos industrializados, viniendo de una agricultura mayormente orgánica.

Los superalimentos son ingredientes funcionales, complementos perfectos en dietas saludables, por lo que se han popularizado en distintos países. Aunque algunos son  más conocidos que otros, esto también depende de los países en los que pueden ser producidos. Aquí algunos que seguramente has consumido desde siempre o de los cuales conoces su existencia.

10 conocidos superalimentos

1.     Aguacate:

Sus aportes en grasas naturales ayudan a regular los niveles de colesterol en el organismo, siendo recomendable para la salud del corazón. Es versátil y se puede combinar en ensaladas, desayunos o salsas.

2.     Cúrcuma:

La cúrcuma en raíz o en polvo, tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Puede usarse como condimento en comidas, además, su color intenso funciona perfecto como un colorante natural.

3.     Ajo:

Seguro que este sabor y olor tan característico es conocido a nivel mundial, el ajo además de ser imprescindible en la cocina, es portador de nutrientes y compuestos azufrados que ayudan a combatir infecciones y mantener sanas las vías respiratorias, además de ayudar a bajar el nivel de azúcar en sangre.

4.     Cebolla:

Este alimento que destaca en cualquier preparación, tiene un aporte diurético, anti cancerígeno, digestivo y más, que la llevan a ser usada en numerosos remedios caseros.

5.     Nuez:

Esta es una de muchos frutos secos que pueden estar entre los superalimentos. Tiene un aporte importante de grasas naturales y va muy bien en preparaciones de postres saludables.

6.     Avena:

Delicioso cereal que ofrece numerosos beneficios y nutrientes, además de vitamina B. La avena ayuda a saciar el hambre y favorece la digestión, siendo un alimento  completo que la mayoría ha tenido la dicha de probar y beneficiarse de ella.

7.     Plátano:

Es sin duda la fruta tropical más popular. Es muy usada por su dulzor y textura en las preparaciones, pero además de eso, su ingesta representa una serie de aportes, combate el estreñimiento, y la acidez o ardor estomacal.

8.     Manzana:

Con un aporte de vitamina C y E. La manzana es un antioxidante único, también es capaz de reducir el colesterol y los niveles de azúcar.

9.     Lentejas:

Los granos de siempre, que puedes preparar, no solo en sopa, sino que funcionan como acompañantes de ensaladas, puede obtener la textura de una hamburguesa o comerlas en croquetas. Además de versátiles, las lentejas son muy nutritivas, aportan energía y minerales como el hierro, potasio, calcio y más.

10. Aceite de oliva:

Aporta grasas saludables para el corazón, antioxidante y piel saludable. El uso del aceite de oliva va desde terapéutico, en la cocina y cosmético.

Tipos de superalimentos

Hierbas o especias

Existen muchísimas hierbas que gracias a sus grandes beneficios tienen un lugar en la medicina popular. Muchas de ellas, como la sábila, tienen tanto para ofrecer que entran en la categoría de superalimentos.

Frutos

Secos o frescos, tienen gran relevancia porque se implementan con facilidad en la cocina, son versátiles, al mismo tiempo que nutren cada una de las preparaciones.

¿Qué son los superalimentos?

Verduras y vegetales

Desde que somos pequeños aprendemos los numerosos beneficios de los vegetales.  Algunos, como la espinaca, la calabaza y las coles, son considerados superalimentos.

Marinos

Sólo algunos peces están entre los superalimentos de origen animal. Además de estos, en el mar se encuentran varias especies de algas que son de gran ayuda al organismo, como wakame o espirulina.

Aportes y beneficios

Sus beneficios se encuentran en cada uno de los componentes que se obtengan naturalmente, esa es su principal cualidad, lo orgánico y natural. Entre ellos destacan: vitaminas A, B, E, micro minerales y macro minerales como el calcio, fósforo, magnesio, potasio y hierro, pro bióticos que ayuden a mantener la salud, previniendo enfermedades y haciendo la dieta aún más sana.

Altos contenidos terapéuticos y una variedad de usos en la cocina y en la medicina, la idea es que de a poco cada uno de estos alimentos se conviertan en un aporte generoso a nuestra salud.

¿Cómo integrarlos en las comidas?

Aunque algunos resulten más exóticos que otros, lo recomendable es utilizar aquellos superalimentos de producción local o que se encuentren en temporada, pues no resulta rentable ni necesario integrar a nuestra dieta un producto que tiene que recorrer el mundo entero para llegar a tus manos. Sobre todo si puedes encontrar nutrientes similares en otros alimentos más fáciles de conseguir.

Cada uno de los alimentos poseen grandes beneficios, pero no se trata de ingredientes milagrosos que al agregarlos a tus comidas te librarán de enfermedades, estos se deben acompañar de una buena alimentación constante, además de equilibrada y combinada con actividad física.

A partir del comercio de este tipo de alimentos y el incremento de su popularidad se ha incrementado su producción y sus precios. Por lo que es importante no dejarse llevar y comprar aquellos que nos sean más cómodos y rentables, integrándolos de forma inteligente a nuestras comidas.

De igual manera, hay que ser prudente en la integración de los mismos en cada dieta o recetas, informarse y no abusar, ni realizar cambios bruscos en la alimentación, sólo por probar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: