¿Qué beneficios tiene la cúrcuma para la salud?

¿Qué beneficios tiene la cúrcuma para la salud?

La cúrcuma es una planta herbácea originaria del suroeste de la India, también conocida como palillo de azafrán, azufre de Indias, oro indio, yuquilla o turmeric, en inglés. El nombre cúrcuma proviene del árabe clásico kurkum, es decir, amarillo, debido a ese fuerte color que suelta.

En la India, la cúrcuma es muy apreciada por sus usos culinarios y medicinales. Su aroma intenso, amargo y picante junto a su color mostaza, que proveniente de los curcuminoides, la distinguen de otras especies.

Tiene un sabor suave, aunque ligeramente picante, por lo que no se debe abusar de su uso, ni en cantidad, ni en frecuencia, pues neutraliza otros sabores. Es familia de las zingiberáceas como el jengibre y está compuesta por curcumina, curcuminoides, polisacáridos y aceites esenciales.

De acuerdo a la medicina natural, ayuda a cuidar el hígado, el corazón y las articulaciones, aunque más recientemente, se le atribuyen propiedades para prevenir el cáncer.

Cúrcuma

La cúrcuma es conocida, principalmente, como una de las especies aromáticas más usada para condimentar la comida hindú. Los hindúes la utilizan para hacer curry, lo que la hizo famosa en el mundo y junto a la pimienta ostenta el título de la “Reina de las especies”.

Está compuesta además por calcio, cobre, fibra dietética, hierro, niacina, magnesio, potasio, vitaminas C, E y K, sodio y zinc.

Beneficios de la cúrcuma para la salud

Aunque es más conocida por su uso culinario, como una especie aromática o como un colorante alimentario, de igual forma tiene un gran valor como planta medicinal. Entonces es importante conocer qué beneficios tiene la cúrcuma para la salud dado que ha sido usada por culturas milenarias, entre estas bondades resaltan:

Protectora del hígado

Puesto que posee enormes propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, en Asia se ha utilizado, tradicionalmente, dentro de las hierbas para proteger el hígado. Y es que tiene componentes hepatoprotectores que la transforman en una medicina eficiente, si quieres desintoxicar el hígado de forma natural y contrarrestar sus trastornos.

Por ello, es empleada desde hace siglos, por la Medicina Ayurvédica o Medicina Tradicional de la India y por la Medicina Tradicional China para estos fines.

Es una de las plantas medicinales que más interés ha despertado, recientemente, en occidente, debido a sus potentes propiedades para proteger el hígado e incluso para proteger los riñones.

Múltiples investigaciones avalan sus bondades, pues activan los protectores naturales del organismo como el glutatión, un antioxidante que mejora las funciones del hígado. Esta misma enzima, el glutatión, protege las células del cuerpo contra el daño que causan los radicales libres, lo que también lo cataloga como desintoxicante del hígado.

Digestiva

La cúrcuma es una planta medicinal colagoga, es decir, que sus extractos ocasionan la expulsión de la bilis que está retenida en la vesícula y también origina una acción laxante. Esta propiedad colagoga coadyuva a mejorar la digestión, la absorción de las grasas y la eliminación de productos de desecho del organismo.

La curcumina, uno de sus componentes, tiene un efecto colerético que activa la producción de bilis como parte de la función hepática. Esta propiedad ayuda a combatir enfermedades del sistema digestivo como la dispepsia, la hinchazón abdominal y la flatulencia.

En otras palabras, los efectos colagogos y coleréticos  de esta planta mejoran la digestión, haciendo solubles el colesterol, las grasas y las vitaminas, para ayudar a su absorción. Por lo que se convierte en un remedio muy eficaz para las digestiones pesadas o lentas, pues ayudan a digerir comidas abundantes o ricas en grasas.

Protectora del corazón

Debido a sus cualidades como antioxidantes, los componentes de la cúrcuma tienen propiedades que ayudan en la protección del corazón. A estas cualidades obedece que su consumo habitual reduzca el riesgo de padecer enfermedades del corazón.

Esta especie previene el daño del corazón, pues combate el desequilibrio que se origina en nuestras células por un aumento en los radicales libres. Para realizarlo, produce un aumento de los antioxidantes y de los índices de vitamina C en el corazón, que coadyuvan a reducir los triglicéridos y el colesterol en la sangre.

Entonces consumirla dentro de una dieta balanceada mejora la circulación y en general, la salud del corazón, debido a lo que se la conoce como protectora del corazón.

Protectora de las articulaciones

La cúrcuma ayuda a mejorar la inflamación de las articulaciones, así como su rigidez, otorgando movilidad, por lo que es una forma natural de combatir la artritis.

Y es que su propiedad antiinflamatoria es excelente y no produce efectos secundarios como los corticoides que usualmente se utilizan, lo que la convierte en la protectora de las articulaciones. Esta característica antiinflamatoria aumenta si se la combina con una pizca de pimienta negra o con piña, cuyo componente, la bromelina, potencia la acción antiinflamatoria.

Prevención del cáncer

En investigaciones recientes se ha estado utilizando la cúrcuma como suplemento alimenticio en pacientes con cáncer de piel, de duodeno, de mama y cáncer de colon. Los resultados han arrojado que los curcuminoides otorgan un efecto protector a los enfermos con estos padecimientos.

Inclusive, se ha descubierto que el tallo o rizoma de la cúrcuma tiene componentes con un gran potencial antitumoral, además de la curcumina y curcuminoides. Dentro de estos componentes antitumorales están los betacarotenos, el curcumenol, la curdiona, la turmenona, el terpineol y el limoneno.

Este alimento anticancerígeno han demostrado su eficacia para prevenir el cáncer e incluso, para mejorar a los pacientes durante el tratamiento contra el cáncer.

Otro hallazgo, que favorece el consumo de cúrcuma durante el tratamiento contra el cáncer es la gran ayuda que presta para superar los efectos secundarios de los medicamentos. Y es que sus atributos como antioxidante y tónico hepático coadyuvan a la desintoxicación del cuerpo, evitando que se formen sustancias tóxicas, como efecto secundario de los medicamentos.

Adicionalmente, sus componentes hepatoprotectores colaboran en la reparación de los daños que sufre el hígado por la ingesta de algunos medicamentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: