Fisioterapia geriátrica a domicilio

Beneficios de la fisioterapia geriátrica a domicilio

La actividad física es importante a lo largo de la vida, muy especialmente para asegurar la autonomía de las personas mayores. Cuando el cuerpo humano envejece, la capacidad de recuperarse de lesiones o enfermedades se reduce y esto suele conducir a la inactividad. La fisioterapia geriátrica a domicilio permite que los adultos mayores recuperen movilidad en su rutina diaria.

¿Qué es la fisioterapia geriátrica?

La fisioterapia geriátrica ayuda a tratar diferentes enfermedades propias del envejecimiento. Para esto, utiliza un conjunto de técnicas relacionadas con la prevención y tratamiento de patologías comunes, como por ejemplo: artrosis, artritis, alteraciones de la coordinación, Parkinson, derrames cerebrales, demencia, Alzheimer, enfermedades pulmonares y más.

¿Cuáles son los beneficios de la fisioterapia geriátrica a domicilio?

La fisioterapia en el adulto mayor permite que la población pueda atravesar la vejez con mayor calidad de vida. Los diferentes tratamientos se personalizan en función de la situación particular de cada paciente, garantizando el siguiente conjunto de beneficios:

  1. Disminuye el dolor ocasionado por enfermedades y lesiones propias de la edad. Además, reduce el riesgo de que ocurran accidentes causantes de lesiones, pues la fisioterapia geriátrica tiene un importante componente preventivo.
  2. Todo el proceso de evaluación y el tratamiento mismo se realizan en el entorno del paciente, proporcionándole un ambiente seguro y de confianza. Así, el terapeuta se encuentra en la capacidad de evaluar las alteraciones de salud y la forma en que estas afectan sobre su vida cotidiana.
  3. Tanto el paciente como los cuidadores tendrán mayor interés en participar en las actividades de rehabilitación, debido a que se realizan en la comodidad del propio domicilio.
  4. Ayuda a reducir los accidentes y caídas. La mayor parte de lesiones e ingresos hospitalarios ocurren en el hogar, por lo tanto, es allí donde hay que enfocar la atención y las labores de prevención.
  5. Evita que el paciente tenga que sufrir las incomodidades relacionadas con el traslado a centros hospitalarios para realizar terapia física.
  6. Se encarga de favorecer los principios de libertad, independencia, respeto y dignidad que los pacientes de edad avanzada merecen, siendo el fisioterapeuta geriátrico quien se adaptará al entorno del paciente y sus costumbres de vida.
  7. Es más sencillo crear un vínculo de confianza entre el terapeuta y el paciente, lo cual colabora en la reducción de episodios de ansiedad y el miedo que pueda tener la persona mayor sobre la terapia.
  8. Toda la sesión de fisioterapia geriátrica será 100% personalizada en cada aspecto. El tratamiento se individualiza y el paciente tendrá a disposición un profesional altamente calificado para cumplir con el proceso de rehabilitación de cualquier lesión o padecimiento.
  9. Las continuas sesiones ayudan a que los familiares y cuidadores del paciente aprendan a desarrollar hábitos y rutinas saludables para todos, incluyendo al paciente.

Sin importar el conjunto de técnicas utilizadas por el fisioterapeuta, lo principal para el éxito de la fisioterapia a domicilio es la calidad de la relación que logre establecerse entre el profesional y el paciente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: