Dolor en el costado izquierdo

Dolor en el costado izquierdo: ¿qué podemos hacer?

En ocasiones, suelen aparecer dolores o molestias en distintas partes del cuerpo. En general, la mayor parte de las veces nos es fácil definir con precisión el lugar específico donde se origina la molestia. Pero en otras ocasiones el dolor resulta difuso y nos cuesta definir el lugar preciso de donde proviene. Uno de estos casos es el del llamado “dolor en el costado izquierdo” y su posible origen.

Definiendo el dolor

En primera instancia, lo que debe hacerse es prestar mejor atención al dolor, precisando si se origina en el tórax o en el abdomen, y si irradia hacia zonas adyacentes. Si está confinado en el lado izquierdo del pecho, si está más centrado en la zona superior del abdomen o bien si el dolor está desplazado hacia más abajo y se origina desde el flanco izquierdo de la cintura pélvica. En cualquier caso, si el dolor es recurrente y no desaparece en pocos días o, al contrario, se incrementa, es necesario acudir a una revisión médica que pueda evaluar los síntomas y tratar adecuadamente el origen de la afección.

Revisemos a continuación las distintas posibilidades sobre el origen del dolor en el costado izquierdo según la zona precisa donde este se origina.

Dolor en la zona torácica izquierda

En la cavidad torácica se encuentran el corazón y los pulmones, protegidos a los lados por las costillas, entre el esternón por delante y la columna vertebral por detrás. Entre las afecciones que pueden generar dolor en la zona izquierda del tórax están:

  1. Neuritis intercostal. Se trata de la inflamación de las terminaciones nerviosas que inervan a los músculos que recubren las costillas.
  2. Dolor en el costado izquierdo por flatulencias retenidas en la parte superior del sistema digestivo.
  3. Distensión estomacal que presiona la caja torácica.
  4. Lesiones en las costillas por efecto de golpes o de osteoporosis.
  5. Neumonía. En este caso se produce líquido y mucosidad que se acumulan y obstruyen el pulmón, generando el dolor.
  6. Pleuritis, que es la inflamación de la membrana que recubre los pulmones.
  7. Neumotórax, correspondiente al colapso o vaciamiento del pulmón.
  8. Tensiones y lesiones musculares por exceso de ejercicios o sobreesfuerzo mecánico.
  9. Osteocondritis, que es la inflamación de los cartílagos que soportan a las costillas y las unen al esternón.
  10. Inflamación por golpes.
  11. Enfermedad coronaria o circulatoria y lesiones en la aorta superior.
Dolor en la zona torácica izquierda

Dolor en la zona abdominal izquierda

Esta zona es más extensa que la caja torácica, y en ella se aloja la gran mayoría del sistema digestivo, así como el génito-urinario. El “costado” aquí se refiere a la zona comprendida entre el abdomen superior y la espalda. Las afecciones que pueden comprometer órganos en esta zona pueden ser:

  1. Afecciones de la aorta abdominal, como puede ser la presencia de un aneurisma en la sección de la aorta descendente.
  2. Inflamación del bazo.
  3. Afecciones estomacales que provocan distensión, como las flatulencias y eructos por mala digestión, o inflamación por gastritis.
  4. Colon irritable y enfermedad de Crohn, que provocan gases, colitis e inflamación intestinal.
  5. Diverticulitis, que se trata de la formación de pequeñas proyecciones laterales de las paredes del intestino (divertículos), que pueden inflamarse o infectarse por retención de materia fecal, y llegar a producir obstrucción intestinal y peritonitis.
  6. Afecciones renales, tales como infección urinaria, pielonefritis y piedras o arenilla en los riñones.
  7. Inflamación del ovario, de la trompa de Falopio, o el útero, por presencia de fibromas/miomas.
  8. Inflamación de la vejiga o del uréter izquierdo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: