Visitar al dentista

7 situaciones comunes en las que deberías visitar al dentista

Los dientes son esa parte de nuestro cuerpo que necesitan una atención especial y una higiene muy estricta, ya que constantemente introducimos en la boca comida y bebida que pueden dejar restos, generando una actividad bacteriana que puede causar mucho daño a la estructura dental y a nuestra salud en general.

Los problemas dentales suelen tener un carácter silencioso y progresivo, por lo cual es muy importante estar atentos a aquellas circunstancias que nos puedan alertar de problemas dentales, y ponerle solución a tiempo antes de que la enfermedad progrese, de los contrario nos veremos obligados a utilizar tratamientos más agresivos en un futuro si no le ponemos remedio pronto o prevenimos los problemas.

¿Por qué nos cuesta tanto ir a la clínica dental?

Una gran cantidad de los problemas dentales se desarrollan por no visitar al dentista cuando sabemos que deberíamos hacerlo ¿Pero por qué ocurre esto?

Desde Clínica Dental Navarro Madrid nos dan alguna clave al respecto. El factor económico y la falta de tiempo son tal vez dos de las causas que más influyan a la hora de no visitar al dentista, aún cuando son conscientes de que lo necesitan. Al final, se acaba perdiendo más tiempo y se pagan tratamientos más caros cuando el problema se desarrolla ¿Curioso verdad?

Se le presta poca atención a la boca, para lo fundamental que es en nuestro día a día, y de eso solo nos damos cuenta cuando nos duele mucho o cuando nos vemos obligados a realizar una rehabilitación dental completa, donde perdemos los dientes y es cuando les damos la importancia que realmente tienen.

Situaciones donde tenemos que visitar al dentista

Hemos elaborado una pequeña lista con alguno de los problemas más comunes en la población, y a los que no se le da la importancia suficiente. Si detectamos alguno de estos problemas, lo más sensato es pedir cita con el dentista para analizar el estado de la boca e intentar poner solución antes de que las cosas se pongan peor.

Sangre al cepillar los dientes

Si realizamos un cepillado dental correctamente, y nuestras encías sangran, es una clara alerta de que algo no va bien en nuestra boca. Normalmente esto se debe a la inflamación de las encías por falta de higiene.

Si no lo atajamos a tiempo, el problema puede derivar en alguna enfermedad periodontal como gingivitis o periodontitis, las cuales pueden suponer graves daños para los dientes.

El dentista tendrá que investigar el por qué del sangrado dental, ya sea por una mala elección del cepillo de dientes, una mala higiene o una enfermedad periodontal. Sea como fuese, la visita al dentista es obligada.

Limpieza dental anual

Sí, el simple paso del tiempo es una situación de por sí en la cual deberíamos visitar al dentista. Debemos ponernos un recordatorio cada 12 meses para realizar una limpieza dental en clínica dental.

Desde Clínica Dental El Bosque en Villaviciosa de Odón, nos alertan de la importancia que tienen estas limpiezas dentales, ya que, por poco dinero, prevenimos enfermedades dentales que pueden costar mucho más dinero y que por supuesto son muy perjudiciales para la salud y para nuestro día a día.

Con estas limpiezas evitamos la acumulación de sarro en los espacios entre dientes y encías, algo que repercute positivamente en nuestra salud dental e incluso en nuestra estética dental.

Rechinar de dientes

Esta situación es muy difícil de detectar, ya que ocurre sobre todo cuando dormimos. Es un acto involuntario en el cual se aprientan los dientes de forma muy violenta, pudiendo ocasionar graves daños mandibulares, dentales y de encía.

Suelen detectarlo familiares o pareja que viva con nosotros, y las consecuencias más directas son la destrucción de la estructura del diente, dejando de esta forma dientes más pequeños y menos estéticos.

Según Clínica Dental Sonríe Granada, el origen del rechinar de dientes suele estar en un ritmo de vida muy estresante, preocupaciones que derivan en ansiedad o una falta de descanso o sueño.

Visitar la clínica dental es importante para revisar los daños ocasionados, elaborar un plan para reducir el bruxismo y evitar futuros daños con el uso de férulas especiales que usaremos mientras dormimos.

Espacios entre dientes

No todo el mundo tiene los dientes perfectamente alineados y sin espacios interdentales. Muchas de las personas que vemos así han realizado algún tratamiento de ortodoncia o de estética dental para lucir una dentadura pareja.

Si en nuestros dientes contamos con espacios interdentales pronunciados, deberíamos pensar en visitar al dentista para ponerle solución, ya que más allá del mero hecho estético, acumular restos de comida entre los dientes, o que una pieza dental carezca del apoyo de los dientes más cercanos para distribuir las fuerzas oclusales, son dos problemas que pueden agravar nuestra salud dental en un futuro.

En Clínica Dental Dra. León son expertos en ATM y conocen muy bien los problemas que pueden ocasionar los espacios entre dientes. Dichos problemas pueden derivar incluso en dolores de cabeza muy fuertes, así que hemos de asegurarnos una buena mordida.

Por lo tanto debemos tener en cuenta esta situación como un motivo de consulta en clínica dental para examinar el estado actual y estudiar posibles soluciones.

Pérdida de encía en la raíz del diente

Esto se conoce comúnmente como retracción gingival, y ocurre normalmente cuando tenemos algún problema de encía, que acaba dejando al descubierto la raíz del diente y que puede derivar como última consecuencia en la pérdida del diente.

Hay que resaltar que la encía no se regenera como puede ocurrir con otros tejidos corporales. Por lo tanto, hay que tratar la enfermedad y solucionar esa pérdida de encía con algún tipo de injerto de encía que pueda devolver una buena funcionalidad y una buena estética dental.

Sensibilidad dental al frío

No es normal que al tomar algún alimento o bebida fría nos duelan los dientes, lo cual deja expuesto algún problema en nuestros dientes.

La parte más externa que recubre el diente es la encargada de que no nos duela cuando tomamos algo frío, por lo que, si esto está ocurriendo, seguramente se haya generado algún daño en la estructura del diente.

Debemos visitar al dentista exponiendo los hechos para que pueda revisar el estado de nuestros dientes y el “por qué” de esta sensibilidad dental.

Mal aliento

El mal aliento en nuestra boca puede ser simplemente por una mala higiene dental, pero si ésta la realizamos correctamente, y aún así notamos mal aliento continuamente, deberíamos pensar en visitar al dentista.

Puede significar algún proceso de caries, bacterias que se introducen en el diente, siendo imposible la eliminación de éstas mediante el cepillado común.

Tratar la caries, y llevar una buena higiene dental debería ser suficiente para eliminar este problema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: