Valores de los glóbulos rojos

Hematíes bajos: causas y síntomas

Los hematíes, más conocidos como glóbulos rojos, pueden sufrir desniveles durante su producción en el cuerpo, en muchos casos asociados a enfermedades cancerígenas como la leucemia.

¿Qué son los hematíes bajos?

La producción de células sanguíneas se da en la médula ósea y reciben diferentes órdenes para mantener el funcionamiento del cuerpo.

Estas se miden en millones por microlitro de sangre, y dentro de su composición está la proteína llamada hemoglobina, que se encarga de transportar oxígeno a los diferentes tejidos del cuerpo.

Los valores normales en hombres están entre los 14.5 a 18 de hemoglobina en la sangre. En el caso de las mujeres el promedio es entre 12 a 16 millones de microlitros.

Los hematíes bajos son la causa principal de la anemia, como esa afección que denota fatiga y debilidad en exceso.

Causas

Las causas de que los valores de glóbulos rojos bajen son múltiples. En la mayoría de los casos debido a enfermedades como:

  • Anemia megaloblástica
  • Anemia hemolítica
  • Anemia ferropénica
  • Cáncer de colon
  • Leucemia
  • Linfoma
  • Hepatitis C
  • Úlceras en el conducto gastroduodenal
  • Cirrosis hepática

Existen casos de pacientes con anemia por causa de un problema genético o hereditario, como la talasemia. También es posible sufrir esta afección como consecuencia de una insuficiencia renal, donde haya pérdida de sangre notable en la orina.

Hematíes bajos

Síntomas

Cuando experimentamos un recuento bajo de estas células sanguíneas nos sentimos con:

  • Dolores de cabeza
  • Fatiga en exceso
  • Debilidad
  • Dificultades para respirar
  • Mareos repentinos
  • Aceleración en el ritmo cardiaco
  • Palidez en la piel y en las encías
  • Dolor fuerte en el pecho

Recomendaciones

Hay diferentes medidas que podemos tomar para ayudar a que los niveles bajos de hematíes no desencadenen riesgos para salud, como por ejemplo:

  • Disminuir las actividades que nos producen aceleraciones en el ritmo cardíaco. Si también dificultan la respiración, es mejor descansar a intervalos de tiempo regulares.
  • Mantener una correcta dieta alimenticia rica en proteínas y vitaminas.
  • Ingerir abundantes cantidades de líquidos, que no tengan en sus ingredientes cafeína o alcohol.
  • Cumplir con las horas de sueño. El descanso es muy importante, así que dediquemos las horas suficientes para dormir.
  • Priorizar las actividades del día a día para que podamos ahorrar energía. A veces nos vemos sometidos a mucha presión en la rutina, pero si es estamos sometidos a un tratamiento oncológico debemos ser más amables con nosotros mismos y seleccionar las actividades más necesarias.
  • Evitar los cambios repentinos de posición, como al levantarnos de la cama. Lo mejor es reposar unos minutos antes de incorporarnos en su totalidad.

Tratamiento

En vista de que la causa de los glóbulos rojos bajos proviene directamente de enfermedades, lo recomendable es acudir al médico para su atención y opinión. Entre los tratamientos más comunes para esta afección sanguínea se encuentran:

  • Transfusión de sangre, específicamente de eritrocitos
  • Transfusión de plaquetas
  • Medicamentos suplementarios de hierro
  • Suplementos multivitamínicos
  • Una dieta con altas cantidades de proteínas
  • Ingesta de alimentos ricos en B6 y B12
  • Toma de la proteína eritropoyetina
  • Inyecciones estimulantes para glóbulos rojos

Otras medidas

Si estamos sometidos a un tratamiento oncológico, y dependiendo de la gravedad del recuento bajo de hematíes, es recomendable retrasar el tratamiento, permitiendo que el cuerpo vuelva a generar sus células sanguíneas. Hay que recordar que la quimioterapia es un tratamiento que va destruyendo la médula ósea, y es ahí donde se producen los glóbulos rojos en conjunto con otras células importantes del organismo.

Infórmate también sobre las afecciones por hematíes altos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: