Glóbulos rojos

Hematíes: La importancia del recuento de glóbulos rojos

Los hematíes, también conocidos como glóbulos rojos o eritrocitos, son un tipo de célula sanguínea con un aspecto redondeado, como una especie de esfera aplanada o un disco.

Su función principal es transportar el oxígeno desde los pulmones hacia el resto de los tejidos del organismo. Pueden hacer esto gracias a una proteína que recibe el nombre de hemoglobina, esta es la encargada de atrapar el oxígeno cuando los glóbulos rojos se encuentran atravesando los capilares en los pulmones, esta proteína también es la responsable del característico color rojo de la sangre.

Tienen un período de circulación en el organismo de entre 90 y 120 días, una vez se cumple este período de tiempo, pasan al hígado y el bazo, donde son desechados y se da paso a la creación de nuevos eritrocitos en la médula ósea.

A través de un recuento de glóbulos rojos podemos conocer cómo está nuestro organismo. Dependiendo de cuales sean sus valores, un médico puede deducir si hay algún problema de salud o enfermedad en el cuerpo o si el paciente goza de buena salud.

¿Cuáles deben ser los valores normales?

El valor normal de los hematíes en los hombres debe ser de entre 4,5 y 6 millones por centímetro cúbico, mientras que en el caso de las mujeres debe ser un poco menor, entre 4 y 5,5 millones por centímetro cúbico.

Por su parte, la hemoglobina debe ser de entre 14 y 18 g por cada 100 mililitros de sangre para los hombres, y para las mujeres los niveles normales se encuentran comprendidos entre 1 y 16 g por cada 100 mililitros.

Hematíes

Otro elemento importante a tomar en cuenta son los hematocritos, los cuales deben encontrarse entre 42% y 54% para los caballeros, por su parte, las mujeres deben tener valores que oscilen entre 38% y 46%.

¿Qué nos indican los niveles altos?

No es nada saludable tener un nivel muy elevado de hematíes, pues tener demasiados en la sangre podría desencadenar una trombosis, lo que es muy peligroso. Si un análisis de sangre nos indica un valor muy elevado de eritrocitos puede significar la presencia de enfermedades como:

  • EPOC o algún problema grave en las vías respiratorias
  • Problemas o enfermedades en los riñones
  • Una enfermedad de la médula ósea conocida como, Policitemia vera
  • Alguna enfermedad que afecte el sistema cardiovascular
  • Hay varias medicinas que pueden alterar los niveles de hematíes, como los esteroides, tratamiento para la deshidratación, para la apnea del sueño, entre otros más

¿Qué significa tener niveles bajos?

En la mayoría de los casos, cuando los análisis indican un número de hematíes muy bajo, se le vincula de inmediato con la anemia. No obstante, esto nos puede indicar algunas cosas más, que van desde una dieta que no cumple con los requerimientos necesarios de vitaminas y minerales, hasta algo peor como leucemia o la presencia de cáncer en la médula ósea.

Las causas más comunes por las que estas células sanguíneas disminuyen son:

  • Una dieta pobre en hierro, ácido fólico y vitaminas del complejo B.
  • Alguna intervención quirúrgica.
  • Las mujeres pueden ver niveles bajos de eritrocitos cuando se encuentran en el periodo de menstruación o cuando se encuentran embarazadas.
  • En algunos casos los medicamentos recetados para la quimioterapia pueden disminuir considerablemente los hematíes.

Los hematíes son una de las piezas esenciales para que el organismo pueda funcionar correctamente, por esa razón debemos vigilarlos para mantener sus valores equilibrados. Además, pueden servirnos como una alerta cuando nuestro cuerpo enfrente algún problema de salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: