Cuarentena saludable

Consejos para una cuarentena saludable

El coronavirus nos está obligando a permanecer en casa, alterando por completo, no solo la economía nacional, sino también nuestros hábitos de vida. A continuación, tienes unos cuantos consejos para llevar una cuarentena más saludable.

Lleva un control de los horarios

Pasar todo el día en casa puede llegar a modificar el ritmo vital de tal forma que se encadenen los días unos con otros, hasta el punto de que no sepamos muy bien en qué día vivimos. El problema es más común si no tenemos un trabajo que nos ayude a llevar un control de la rutina.

Es fundamental estructurar los días y marcar pequeñas metas diarias, estableciendo horarios que nos ayuden a ordenar los días. No te abandones. No todo va a ser estar tirado en el sofá viendo series y películas. Crea un planning diario. Te ayudará a focalizarte y a pasar la cuarentena con mejor ánimo.

Alimentación sana y equilibrada

Con cuarentena o sin ella, llevar una alimentación sana y equilibrada es fundamental para tener una buena calidad de vida y contar con buenas defensas.

Alimentación sana y equilibrada

La alimentación no es un juego de azar, así que será fundamental planificar las comidas que vamos a preparar a lo largo de la semana, puesto que el confinamiento nos impedirá salir a por los ingredientes que nos puedan faltar. Es importante ingerir todos los tipos de alimentos en su justa medida, dándole un mayor protagonismo a las frutas y a las verduras. Tampoco te saltes comidas ni ingieras grandes cantidades. Y por supuesto, no te olvides de beber mucha agua.

Esto no quiere decir que, de manera puntual, no se puedan tomar alimentos no aconsejables, pero, desde luego, no bases tu dieta en ellos.

Hacer un poco de ejercicio

Practicar ejercicio es básico para gozar de una buena salud. El no poder salir a la calle no puede servir como excusa para dejar de hacer deporte. Salir a correr, jugar al fútbol, nadar o montar en bicicleta no son las únicas formas de mantenerse en forma. Si tienes la suerte de tener un gimnasio en casa, perfecto, pero, afrontémoslo, casi nadie tiene cintas de correr o pesas en el hogar. No importa que no tengas gimnasio, dedica unos minutos al día a cuidar tu forma física.

Realizar 15 minutos de estiramientos es una gran forma de comenzar el día. También puedes completar tablas de ejercicios en las que trabajes con tu propio peso. Las sentadillas, las flexiones y las abdominales serán tus grandes aliados durante el confinamiento.

Si no sabes qué ejercicios realizar, en internet, más concretamente en Youtube, encontrarás un montón de rutinas para todos los niveles.

Respetar las horas de sueño

Muchas personas, al no tener, aparentemente, nada que hacer, no controlan sus horas de sueño. Rompen el ritmo vital que estaban llevando hasta la cuarentena y comienzan a acostarse más tarde de lo habitual. Además, muchos otros se quedan entre las sábanas hasta bien entrada la mañana.

Lo ideal es establecer unas horas de sueño razonables. Aprovecha el confinamiento para dormir tus 8 horas diarias y estar descansado, pero no abuses. No permanezcas en la cama más tiempo del necesario ni te eches a dormir en los momentos en los que te sientas aburrido. Duerme lo necesario y, el resto del tiempo, actívate.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: