Cosmética ecológica rosa mosqueta

Cosmética ecológica: hidrátate con rosa mosqueta

El aceite de rosa mosqueta se ha convertido en uno de los hidratantes más potentes para la piel del rostro, lo cual se debe a su alta concentración en vitaminas, antioxidantes y ácidos grasos esenciales que contribuyen al mantenimiento de una piel fresca y saludable. Se trata de un ingrediente con la capacidad de ofrecer nutrición profunda a la piel, hidratar y cicatrizar heridas.

Por su capacidad de ofrecer una hidratación intensa y el resto de beneficios que ofrece para la salud de la piel, la rosa mosqueta ha sido incluida como ingrediente principal en diferentes productos cosméticos. Weleda, marca de cosmética ecológica certificada, es una de las empresas que ha apostado por este valioso ingrediente para el desarrollo de sus productos.

¿Cuál es el origen de la rosa mosqueta?

Se conocen los efectos benéficos de esta planta a nivel dermatológico desde hace siglos. Todos los pueblos originarios de la Patagonia y el extremo sur de la Cordillera de Los Andes, conocían este arbusto silvestre y sus propiedades, pero en la actualidad su uso ha ganado una mayor difusión desde que se utiliza en la industria cosmética.

Aunque la planta ofrece interesantes beneficios, el protagonista real es el aceite extraído de las semillas en el interior del fruto. El aceite se extrae bajo la técnica de prensado en frío y se incorpora en productos de cosmética ecológica como la crema hidratante rosa mosqueta desarrollada por la marca Weleda.

Propiedades y beneficios de la rosa mosqueta

Las características beneficiosas del aceite de rosa mosqueta se deben principalmente a la enorme cantidad de nutrientes que lo componen, incluyendo ácidos grasos omega 3 y 6, retinol, ácido linoleico, vitaminas A, C y E, así como antioxidantes naturales con la capacidad de hidratar profundamente la piel y evitar el daño ocasionado por los radicales libres.

Efecto reparador y regenerador

Ofrece un efecto reparador intensivo, colaborando con la formación de colágeno, impidiendo la pérdida de hidratación en la superficie cutánea y evitando la aparición de líneas de expresión, todo lo cual termina por conseguir una piel de aspecto saludable y juvenil.

Antioxidante

Debido a sus componentes, tiene el poder de limitar los efectos nocivos de los radicales libres, responsables del envejecimiento prematuro y la aparición de manchas en la piel. La rosa mosqueta suaviza las manchas existentes y previene que nuevas manchas se desarrollen en la dermis.

Previene las estrías

Tiene la capacidad de colaborar en la regeneración de los tejidos, por lo que contribuye a disimular las estrías y reducir su aparición. Lo mismo ocurre con las cicatrices, pues asegura que las heridas cierren sin dejar cicatrices voluminosas que resulten visibles.

Apto para pieles sensibles

Cualquier tipo de piel puede beneficiarse de sus cualidades, incluso las pieles más sensibles. El aceite es de fácil aplicación y, debido a la variedad de productos disponibles en el mercado, podremos encontrar artículos cosméticos especialmente diseñados para nuestro tipo de piel con el aceite de rosa mosqueta como ingrediente principal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: