Basófilos

Los Basófilos: funciones, valores y enfermedades asociadas

Los glóbulos blancos, o leucocitos, son células de la sangre encargadas de la respuesta inmunitaria, actuando en defensa del organismo contra antígenos y sustancias extrañas.

Los basófilos son uno de los tipos de glóbulos blancos que existen en la sangre, aunque son los menos abundantes. De hecho, solo representan el 1 % de los leucocitos presentes en el sistema sanguíneo.

También se les llama basófilos a las células que son capaces de teñirse fácilmente con colorantes básicos, como la hematoxilina, un compuesto natural que se usa en histología.

Los basófilos contienen gránulos en sus membranas que les ayudan a colaborar con el sistema inmunológico para luchar contra infecciones o inflamaciones. Debido a estos gránulos, que contienen proteínas, se les considera parte de la familia de los granulocitos.

Además de tener gránulos en su interior, tienen receptores de inmunoglobulina E (IgE), la cual libera citocinas cuando hay alergias.

Qué son los Basófilos

En 1879, Paul Ehrlich los describió por primera vez, iniciando los estudios acerca de estas células del sistema inmunológico, que también se producen en la médula ósea.

Se les considera responsables del inicio de la respuesta alérgica. Esto se debe a que contienen histamina, la cual van liberando cuando el sistema inmunológico detecta la existencia de algunas infecciones o alergias.

Glóbulos blancos

Por este y otros descubrimientos, es importante conocer qué son los basófilos, sus funciones, sus valores normales y las enfermedades asociadas, y así poder valorar su existencia en nuestra sangre.

Los basófilos son leucocitos que intervienen en la detección y destrucción del cáncer en estadios tempranos, así como en la reparación de heridas.

Funciones

Las principales funciones de estos glóbulos blancos son actuar como:

Anticoagulantes

Liberando heparina, un elemento anticoagulante que impide que la sangre se coagule demasiado rápido cuando tienes una herida, evitando desangramientos.

Antiinfecciosos

Liberando histamina, un dilatador de vasos sanguíneos que incrementa el flujo de sangre hacia los tejidos y que actúa en las infecciones o las reacciones alérgicas.

En conclusión, dentro de sus funciones está evitar alergias, actividad que realizan a través de la activación del sistema inmunológico. Para ello, segregan las sustancias contenidas en sus gránulos, las que facilitan la eliminación de gérmenes o agentes causantes de las alergias y otras infecciones. Por ejemplo, se acumulan en los tejidos, principalmente mucosa nasal o pulmonar o en la piel, cuando hay infecciones.

Valores normales 

Los valores normales de estas células se pueden conocer mediante un cultivo de sangre, el que se recomienda realizar anualmente con el fin de localizar a tiempo, cualquier anomalía.

Estos valores están dentro de los siguientes intervalos de forma referencial:

  • Para hombres y mujeres: de 20 a 200 /µl
  • Para niños: de 10 a 300 /µl

Enfermedades asociadas

Existen varias patologías relacionadas con un recuento anormal de los basófilos, algunas de estas enfermedades asociadas a estas células más frecuentes son:

  • Las que generan una basopenia, que es la disminución del número de basófilos, como la tirotoxicosis, la hipersensibilidad aguda o las infecciones.
  • Las que ocasionan una basofilia, que es el incremento del número de basófilos, como el hipotiroidismo, la policitemia vera y la mielofibrosis.
  • Las que originan tanto aumentos como disminuciones de los basófilos, como el hipertiroidismo.
  • Las que destruyen los basófilos, como la anemia hemolítica.

Generalmente, en todas las enfermedades donde se incrementan los valores de estos leucocitos, como consecuencia se presentan prurito y reacciones alérgicas. Los cambios en los niveles de estos leucocitos en sangre se detectan a través de un hemograma completo, con frecuencia realizado por otras razones.

Es importante resaltar que el tratamiento debe estar dirigido a las enfermedades que ocasionan el aumento de los mismos. Para tener un control de los glóbulos blancos, incluidos este tipo de leucocito, es necesario tener una alimentación equilibrada y practicar algún deporte con regularidad.

No te quedes sin consultar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: