Hemorroides

Hemorroides o almorranas: síntomas, causas y tratamientos

Las hemorroides son resultado de dilataciones en la mucosa del ducto rectal en las personas. La zona del recto carece de válvulas, por lo que, la permanencia en pie ejerce presión sobre las venas hemorroidales, ocasionando su inflamación.

Las almorranas son una afección común entre las personas, y entre sus remedios naturales, la espinaca y el limón son excelentes aliados para quienes padecen de esta dolorosa condición. Si bien no es una enfermedad grave ni perjudica mortalmente la salud, sus síntomas provocan dolor agudo y picor, una gran molestia en el día a día del paciente.

Causas

Las molestias en hemorroides o almorranas se producen cuando las venas se congestionan o se desplazan hacia el exterior del ducto anal. Cuando dichos vasos sanguíneos se estiran por la presión, ocasionan bultos. Algunas de las causas más comunes son:

  • Aumento exagerado de peso
  • Estreñimiento crónico
  • Embarazos, ya que aumenta la presión en el cuerpo
  • Diarrea crónica
  • Esfuerzo descontrolado al momento de evacuar

Incluso, los estudios han revelado que las hemorroides pueden ser hereditarias, así como también suceden conforme la persona avanza en edad.

Síntomas

Para las personas que rondan entre 45 a 65 años, es frecuente padecer de almorranas, ya sea hombre o mujer.

Las molestias causadas por esta afección son fácilmente identificables:

  • Ardor en el ano
  • Sangrado al evacuar
  • Manchas de sangre en la ropa interior
  • Humedad constante
  • Dolor crónico
  • Picazón
  • Sensación de una protuberancia por el ano

Cuando la presión en los vasos sanguíneos del recto es mucha, las hemorroides se pueden intensificar hasta el punto de ocasionar:

  • Anemia debido a sangrado exagerado por el ducto rectal
  • Infección
  • Incapacidad de controlar las heces
  • Fístula anal, es decir, una abertura en la piel cercana al ano hacia el interior del mismo
  • Coágulos sanguíneos en el recto

Diagnóstico

Una vez identificados alguno de estos síntomas, es prudente visitar al médico para una rectoscopia, como un método instrumental que sirve en la examinación interna del organismo sin recurrir al bisturí en un quirófano.

Hemorroides información

Dicho procedimiento es útil para detectar el origen del sangrado, así como también se puede proceder a una biopsia para descartar otras enfermedades. 

Otros médicos recurren a la colonoscopia como un método bajo anestesia, para visualizar la parte inferior del aparato digestivo con el fin de encontrar el origen del sangramiento u otras anomalías. 

Tratamiento 

Lo ideal es reducir las presiones exageradas en el cuerpo, así como mantener cuidado al momento de padecer estreñimiento y la fuerza que se ejerce durante la defecación. Algunas de las medidas generales para las hemorroides o almorranas son:

Higiene en el recto

Evitar rascarse con las manos u otros instrumentos las almorranas para prevenir infecciones en la zona. Además, ser cuidadosos con la limpieza después de cada evacuación.

Prevenir el estreñimiento

Es importante agregar en la dieta alimenticia dosis naturales de fibra como una forma de prevenir el estreñimiento. Reduce el dolor de las hemorroides y la hinchazón del estreñimiento. En los alimentos como verduras, frutas y avena es posible encontrar saludables dosis de fibra.

Compresas frías y luego calor

El frío es un excelente aliado para disminuir hinchazones. Si el paciente transita por una fase aguda de las almorranas, lo recomendable es aplicarse compresas frías en la zona por 15 minutos. En adición, aplicar agua caliente en la zona dos veces al día ayuda a reducir el dolor en la zona.

Cremas corticosteroides

Bajo la recomendación médica, el paciente puede adquirir cremas corticosteroides para aliviar el dolor y disminuir la hinchazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: