Leucemia mieloide

¿Qué son los blastos?

En la composición de la química sanguínea, los blastos son la aparición anormal de glóbulos blancos, los cuales también son conocidos por el nombre de mieloblastos. Los médicos especialistas los denominan solamente blastos, siendo estas formas muy extrañas y jóvenes de células que se encargan de producir sangre, pero que no deberían hacerlo.

Desafortunadamente los blastos no tienen el mismo funcionamiento que los glóbulos blancos normales. Al realizar estudios sanguíneos específicos y encontrar estos glóbulos blancos puede significar la presencia de leucemia, pero vale la pena resaltar que esta enfermedad solo se diagnostica con el análisis de las células de la médula ósea.

Es por esta razón que las personas que padecen de leucemia mieloide aguda, o AML por sus siglas en inglés (acute myeloid leukemia), presentan exceso de glóbulos blancos en la sangre, lo cual es anormal para su buen funcionamiento.

Signos de leucemia mieloide aguda

La leucemia mieloide aguda, también se conoce por el nombre de cáncer de sangre, la cual se presenta cuando la médula ósea de la persona enferma produce mioblastos o blastos, el cual es un glóbulo blanco anormal que es muy joven para producir sangre.

El proceso mediante el cual se forman, desarrollan y maduran las células en la sangre se conoce con el nombre de hematopoyesis, este proceso es el encargado de que dichas células se desarrollen con normalidad en la sangre. Cuando las personas padecen de leucemia mieloide aguda no se completa el proceso de maduración de las células, convirtiéndolas en células anormales que se acumulan en la médula ósea.

Al acumularse en la médula ósea, se ve afectado el sistema inmunológico bajando sus defensas y haciéndolo propenso a posibles infecciones. Lo que recomiendan los médicos especialistas en los casos donde hay infecciones recurrentes es realizar un análisis de sangre exhaustivo para descartar estas anomalías.

Es importante resaltar que su presencia son un signo de leucemia, lo que coloca la vida del paciente en una situación de riesgo constante.

Aparición de blastos en la sangre: ¿De donde provienen?

La aparición de estos en la sangre es el resultado de la mutación de toda la información genética de las células que están en desarrollo.

Blastos en la sangre

Es por esta razón que, dada la rapidez con la que se reproducen este tipo de células, por cada una que se catalogue como un mieloblasto se debe tener la proyección de que su producción alcanzará la alarmante cifra de más de once mil millones de células.

Una vez catalogadas por un análisis de sangre, estas células reciben el nombre de blastos leucémicos. Desafortunadamente este tipo de células logran adaptarse y sobrevivir mucho mejor en el torrente sanguíneo que las células normales.

Tipos de muestras que se necesitan para diagnosticar la presencia de blastos en la sangre o leucemia mieloide aguda

Una vez que el médico especialista tiene la sospecha de que el paciente pudiese presentar leucemia inmediatamente ordena una seria de análisis y muestras de células de sangre y de médula ósea.

Las muestras de médula ósea se pueden obtener de dos pruebas muy precisas las cuales son:

Biopsia de la médula ósea

Este tipo de muestra se toma en la parte posterior del hueso de la pelvis, pero también sirve la muestra de otros huesos del cuerpo. Si solo se necesita una muestra, esta normalmente se toma del hueso del tórax.

Aspiración de la médula ósea

En este tipo de muestra el médico especialista hace una pequeña incisión donde insertará una aguja hasta llegar al hueso y por ende a la médula ósea. Una vez alcanzada la médula, extraerá una porción líquida de esta. Para la aspiración de médula ósea es posible que se tome más de una muestra.

Te recomendamos consultar también:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: