Dolor de muelas

Consejos para aliviar el dolor de muelas

Como dolor de muelas conocemos a todo un catálogo de síntomas asociados al dolor en el área bucal, consecuencia de algún problema inflamatorio proveniente de distintos orígenes.

Revisemos a continuación las causas más comunes de lo que conocemos como dolor de muelas. Proporcionaremos también recomendaciones para lograr su alivio hasta que puedan ser evaluadas y tratadas por un odontólogo de confianza, así como evitar su aparición.

Causas del dolor de muelas

Tal como acabamos de señalar, el dolor es producto de procesos inflamatorios que presionan tejidos y nervios adyacentes, generando la sensación dolorosa que da aviso acerca de que algo no está en una situación normal. Cualquier maltrato físico o proceso infeccioso que afecte a la pulpa dentaria, las encías, o la mucosa genera vasodilatación y aumento del flujo sanguíneo. Originando a su vez un proceso inflamatorio con aumento local de temperatura, lo que dispara un estímulo de presión sobre los nervios, desencadenando una señal que va dirigida directamente a los receptores de dolor en el cerebro.

Entre las causas principales de inflamación bucal está en primer lugar la caries, que puede llegar a extremos de producir un absceso o flemón. Otra de las causas de dolor de muelas es la gingivitis, o inflamación de las encías (*enlazar al artículo 6 consejos para desinflamar las encías*), cuyo avance puede derivar en la periodontitis, producto de la infección bacteriana permanente de las encías.

Remedios para el dolor de muelas

Además de ellas, la emergencia de las muelas del juicio, fracturas dentarias, alveolitis, así como también la pulpitis -o inflamación del nervio dental- generan intensos dolores de muelas. Como también en menor medida la presión derivada del bruxismo, la sinusitis, la inflamación derivada de una extracción dental reciente o, incluso, una hipersensibilidad dental tanto al frío como al calor, o alimentos ácidos.

Remedios para aliviar el dolor de muelas

  1. Cepillarse cuidadosamente los dientes y pasar el hilo dental entre ellos para retirar restos de alimentos que ejerzan presión.
  2. Realizar enjuagues con agua salada o solución diluida de agua oxigenada.
  3. Aplicar clavo (especia) triturado. También se recomienda un trozo de ajo, o bien, ralladura de jengibre.
  4. Aplicar tintura de guayacol (Guaiacum officinale), vainilla o clavo. También puede aplicarse aceite esencial de menta, lavanda, árbol de té o salvia, o bien enjuagues con solución de tintura de caléndula en agua, infusión de menta o manzanilla, hojas de guayaba, o tomillo.
  5. Impregnar las encías con gel de Aloe vera frío.
  6. Hacer lavados bucales con una solución de bórax.
  7. Utilizar compresas muy frías en el área afectada.
  8. En caso de necesidad, utilizar algún antiinflamatorio no esteroideo como ibuprofeno, paracetamol, o gel a base de benzocaína, cuidando estrictamente de no excederse con las dosis recomendadas.
  9. Elevar la cabeza sobre el nivel del resto del cuerpo al descansar.
  10. Comer alimentos suaves, no azucarados ni calientes, como huevos revueltos, gazpacho y yogurt natural.

Consejos de higiene para evitar el dolor de muelas

  • Realizar un buen cepillado de los dientes varias veces al día, incluyendo la lengua y las encías.
  • Utilizar hilo dental para retirar la placa y restos de alimentos de la base de las piezas dentales y entre los dientes.
  • Utilizar enjuagues bucales que ayuden a eliminar la placa de los rincones de difícil acceso.
  • En caso de hipersensibilidad dental, no consumir alimentos excesivamente fríos o calientes, ni ácidos, y utilizar una pasta dentífrica especializada para estos casos.
  • Visitar regularmente al odontólogo para que elimine la placa bacteriana incrustada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: