Té verde: beneficios, propiedades y cómo prepararlo

Té verde: beneficios, propiedades y cómo prepararlo

El té verde es una bebida que aporta numerosos beneficios al cuerpo gracias a la cantidad de antioxidantes que le componen, además de acompañar al bienestar mental de las personas. A pesar de que el cuerpo produce antioxidantes de forma natural, estos no son suficientes para todos los entes negativos a los que nos sometemos en el día a día. Es por esto que, el té verde es un complemento importante en la rutina para mejorar las defensas del organismo.

Propiedades del té verde

Una de las maravillas de esta bebida es que carece de calorías debido a la ausencia de azucares, así como tampoco contiene carbohidratos o grasas. Sus componentes ricos en vitaminas y oligoelementos como el flúor, cobre y cinc cooperan con el correcto funcionamiento del cuerpo, complementando el bienestar el corporal.

¿A qué reaccionan los antioxidantes del cuerpo?

En el cuerpo humano se desarrollan antioxidantes por respuesta natural al:

  • Tabaco
  • Una dieta poco equilibrada
  • Exposición constante de los rayos ultravioleta
  • Ingesta de alimentos con conservantes o grandes cantidades de químicos
  • Medicamentos o tratamientos químicos específicos
  • Contaminación del ambiente
  • Exceso de ejercicio

El té verde con sus propiedades antioxidantes ayuda a combatir estos efectos negativos en el cuerpo y colabora con su limpieza.

Beneficios del té verde para la salud

Incluir el té verde en la rutina alimenticia, ya sea por las mañanas o como una bebida nocturna, aporta numerosos beneficios al organismo. A continuación algunos de sus beneficios para la salud:

Previene enfermedades cardiovasculares

El té verde tiene un efecto sobre los vasos sanguíneos activando el revestimiento de los mismos, lo que mantiene relajados los vasos y soportan mejor la presión arterial. Además, debido a su alto contenido en antioxidantes, es un regulador natural del colesterol malo en la sangre. Por esta razón, se considera que ayuda a prevenir problemas cardíacos.

Reduce la presencia de artritis

Funciona como antiinflamatorio, lo que le convierte en un compañero ideal para personas que padecen de artritis, así como también en un tratamiento preventivo para su aparición.

Reduce los riesgos de cáncer

El té verde ayuda a prevenir la presencia de cáncer en las personas. No es en sí un anticancerígeno, pero su consumo regular permite que el cuerpo elimine toxinas y prevenga la aparición de células cancerígenas o su reproducción.

Todavía no se tiene claro el por qué ocurre esto con esta bebida, pero se considera que es debido a la cantidad de polifenoles que posee en su composición, como una sustancia que combate los radicales libres dañinos.

Combate el envejecimiento 

Envejecer es un proceso inevitable que a todos nos toca transitar tarde o temprano, pero sí se puede suavizar el impacto de las arrugas en el cuerpo debido a los beneficios del té verde. Popularmente hablando, el té verde es conocido como una bebida para la juventud eterna por la poderosa cantidad de antioxidantes que contiene. La aplicación directa de sus hojas sobre la piel ayuda a reducir los daños ocasionados por largas exposiciones al sol.

Estimula el metabolismo

Entre las propiedades del té verde se encuentra su poder de oxidación, y como beneficio a la salud, ayuda a bajar de peso con la estimulación del metabolismo. Ayuda a quemar calorías y es un diurético natural. Por sí solo no tiene efectos tan contundentes, por lo que, se recomienda acompañar con una alimentación saludable y ejercicio.

Té verde: beneficios, propiedades y cómo prepararlo

Reduce la glucosa en la sangre

Como un aliado para tratar la diabetes tipo II, el té verde ayuda en la regulación de glucosa en la sangre. Al ingerirlo después de comer, este colabora con los niveles de insulina en el torrente sanguíneo, lo que además ayuda a reducir almacenamientos de grasas.

Es hepatoprotector

El extracto de té verde reduce la acumulación de grasa en el hígado, por lo que beneficia un correcto funcionamiento del hígado. Además, aumenta la velocidad de transformación de grasas en energía para el cuerpo.

Fortalece los huesos

Otro de sus beneficios es la protección de los huesos con la producción de fluoruro para el organismo. Para las personas que deseen cuidar de sus huesos, columna y cadera se les recomienda consumir regularmente té verde.

Fortalece la memoria

Para mejorar la función cognitiva es recomendable tomar té verde, ya que ayuda a generar células neuronales. Este proceso conocido como neurogénesis, es el responsable de procesar la información en la memoria tanto de corto como largo plazo.

Cómo preparar el té verde

Este té puede ser ingerido como bebida caliente o fría, e incluso ir acompañado de limón o menta, pero para sacar el mayor provecho de sus propiedades y beneficios para la salud, hay que tomar algunas consideraciones como:

La temperatura del agua

Si el agua está muy caliente entonces el té perderá parte de su sabor agradable. En cambio, si el agua está muy fría no se logra extraer todo los compuestos de sus hojas. El sabor y dulzura natural del té verde provienen de una cantidad específica de aminoácidos, mientras que la esencia amarga es aportada por los taninos o polifenoles.

Los aminoácidos se disuelven a 60ºC y los tatinos a 80ºC. Es por ello que, si se desea un sabor más dulce lo mejor es preparar el té verde a temperatura baja.

Su tiempo en el agua

El té verde no requiere de mucho tiempo en el agua. Si se quiere preparar té en hojas lo recomendable es esperar un máximo de 3 minutos. Un mayor tiempo en el agua y calor hará que el sabor sea más amargo al final. Para las bolsitas comerciales el tiempo varía entre 1 a 2 minutos.

Lo único que hay que tomar en cuenta es el equilibrio entre el tiempo de remojo en agua y la temperatura de la misma. Mientras más baja esté la temperatura, más largo es el tiempo de remojo, es necesario ir probando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: