Plaquetas altas

Plaquetas altas: ¿qué significa?

Las plaquetas o también llamadas trombocitos son una de las principales células que podemos encontrar en nuestra sangre. Este tipo de células son las encargadas de la coagulación de la sangre y de la cicatrización de las heridas. 

Lo normal es que sus valores oscilen entre las 150.000 y 450.000 plaquetas en cada mililitro de sangre, cuando estas muestran niveles alterados pueden significar que existe la posibilidad de que nos enfrentemos a una enfermedad o a un problema de salud. Además, cuando los trombocitos están demasiado altos pueden desencadenar una afección denominada como trombosis.

¿Qué eleva los valores de las plaquetas?

Cuando un especialista detecta plaquetas altas en un paciente lo primero que debe hacer es determinar cuál es la razón por la que estas han aumentado. Las plaquetas pueden subir por varias razones, algunas tan simples como hacer demasiado ejercicio y otras mucho más complejas. Algunas de las principales razones por las que los valores de las plaquetas aumentan son:

La anemia ferropénica

La anemia ferropénica o ferropenia es una patología en la cual el hierro almacenado en la sangre baja drásticamente y causa la disminución de los glóbulos rojos. Esta caída en los valores de hierro causa que el valor de los trombocitos en la sangre suba, hay dos razones por las cuales puede originarse este tipo de anemia:

  • Cuando se trata de una mujer que se encuentra en el rango de la edad fértil, si tienen un sangrado muy fuerte durante la menstruación puede que los valores de hierro en sangre se disminuyan causando los trombocitos en la sangre suban.
  • Cuando la ferropenia es padecida por un hombre puede deberse a una pérdida de sangre disimulada, la cual puede debe ser tomada como una señal de alarma, ya que puede ser uno de los primeros signos de un cáncer de colon o de un problema de salud grave.  
Valores de las plaquetas

Enfermedades inflamatorias crónicas

Otra de las razones por los que los trombocitos pueden aumentar sus valores en la sangre son los procesos inflamatorios. Enfermedades como la colitis ulcerosa o la artritis reumatoide pueden generar fuertes inflamaciones en el organismo, causando que los trombocitos presentes en la sangre acrecienten su número.

Problemas en la médula ósea

Existe un tipo de trastornos de la médula ósea conocidas como enfermedades mieloproliferativas crónicas, las cuales hacen que las células madres que se encargan de la producción de células sanguíneas, alojadas en la médula ósea, por alguna razón desconocida, comiencen a producir trombocitos de forma descontrolada.

Algunos tipos de cáncer

La presencia de tumores cancerígenos en las mamas, los ovarios o en los pulmones también se han relacionado con las plaquetas altas. Esto se debe a que los tumores generan un proceso inflamatorio en la zona donde se encuentran alojados.

Riesgo de trombosis

Cuando los trombocitos en la sangre aumentan a más de 450.000 por milímetro cúbico puede ocurrir una trombosis, de las cual existen dos tipos:

  • La trombosis primaria, este tipo es generado por algún problema que afecte la sangre o la médula ósea, es menos común que la secundaria, pero su incidencia es mayor en personas que tengan más de 50 años. Este es el tipo más peligroso, ya que pueden causar coágulos sanguíneos capaces de obstruir los vasos sanguíneos.
  • La trombosis secundaria es causada por alguna enfermedad que aún no ha sido detectada, como alguna infección bacteriana o vírica.

En resumen

Las plaquetas son el tipo de célula sanguínea que tiene la responsabilidad de formar los coágulos sanguíneos y de ayudar a la cicatrización cuando hay alguna herida en la piel, pero cuando sus valores aumentan hay que ponernos alerta, pues nos están advirtiendo de la presencia de algún problema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: