Helicobacter pylori

Helicobacter pylori : qué es, cómo se transmite y síntomas

La Helicobacter pylori es una batería de color rosado, es decir, gramnegativa con doble membrana celular, se considera la más importante que habita en el estómago. Es la responsable de problemas digestivos, como gastritis, úlcera péptica, linfoma MALT, entre otros. Lo más preocupante es que suele ser asintomática. Por lo tanto, algunos individuos infectados no manifestarán algún tipo de síntomas.

Para entender más sobre la Helicobacter, te suministraremos información sobre su transmisión y síntomas.

¿Qué es la Helicobacter pylori?

El término proviene desde 1989, luego de que fuera renombrada. Anteriormente, se conocía como Campylobacter pyloridis, prosiguió a nombrarse Campylobacter, finalmente se realizó una corrección para reemplazarla por el género Helicobacter, ya que no pertenecía a la rama de Campylobacter. Por otra parte, la palabra “pylori” proviene del latín pylorus, que se traduce a guardabarrera. Haciendo referencia a la apertura del estómago que conlleva al duodeno.

Helicobacter pylori
Imagen de Freepik

Por otro lado, su forma es bacilo helicoidal, es decir, con curvas que forman un ángulo constante. Asimismo, se caracteriza por ser la responsable de úlcera péptica, gastritis y linfoma de tejido linfoide. Se aloja en el estómago y se atornilla para establecerse en el epitelio gástrico. También, tiene ureasa, lo que le permite establecerse en un entorno ácido.

¿Cómo se transmite la Helicobacter pylori?

Según los análisis, la mitad de la población mundial está infectada con la Helicobacter pylori . Por lo tanto, se ha relacionado con las migraciones y distribución global. De igual forma, la probabilidad se inclina hacia deficientes condiciones sanitarias, siendo las personas de edad avanzada quienes más resultan afectadas.  Otras formas de transmisión pueden ser:

  • Alimentos o agua infectados.
  • Contacto con saliva, heces o vomito.
  • Condiciones de hacinamiento.
  • Decadencia en los sistemas de agua limpia y potable.
  • Condiciones de vida decadentes, países en vías de desarrollo y ambientes insalubres.
  • Estar con una persona infectada con la bacteria. Sobre todo, si conviven y comparten utensilios de cocina.

Síntomas

En algunos casos, un individuo puede ser portador de Helicobacter pylori  y no presentar ningún tipo de síntomas. Para comprobar la infección es necesario realizar un estudio. Sin embargo, también existen personas que manifiestan señales, como las que se mencionan a continuación:

  • Perdida repentina de peso.
  • Falta de apetito.
  • Ardor y dolor frecuente en el abdomen.
  • Dolor agudo en la zona abdominal, suele incrementarse con el estómago vacío.
  • Náuseas y vómitos.
  • Gases y eructos frecuentes.
  • Hinchazón abdominal.

Tratamiento de la Helicobacter pylori 

La aplicación va a depender del tipo de infección. Además, si es asintomática o presenta síntomas. Generalmente, se utiliza antibióticos, como claritromicina y omeprazol. Otras aplicaciones pueden ser:

  • Terapia triple: consiste en el uso de inhibidores diferentes, como rabeprazol y pantoprazol. También, se usan combinaciones de amoxicilina por metronidazol, sobre todo para los individuos alérgicos a la penicilina.
  • Terapia cuádruple: es usada en aquellas personas con bacterias resistentes a los antibióticos. En tal sentido, se aplican combinaciones de terapias y antibióticos. Además, de compuestos de bismuto, combinados con el tratamiento tradicional. De igual forma, se administra claritromicina y levofloxacina.
  • Pacientes asintomáticos: los médicos indicarán el tratamiento adecuado, de acuerdo a las manifestaciones individuales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: