Estudiar Anatomía Patológica y Citodiagnóstico

Estudiar Anatomía Patológica y Citodiagnóstico: lo que debes saber

Cualquier persona interesada en comenzar una carrera fructífera dentro del sector sanitario, tendrá que tomarse el tiempo necesario para analizar las diferentes alternativas de estudio disponibles, hasta encontrar el campo de formación más adecuado a sus habilidades e intereses particulares, para posteriormente elegir el ciclo formativo que abra las puertas a nuevas oportunidades laborales.

Cursar un Ciclo Superior en Anatomía Patológica que te califique como Técnico en Anatomía Patológica y Citodiagnóstico, te permitirá acceder al mercado laboral trabajando como Ayudante Forense o Citotécnico. Esto se consigue con una formación de dos años, presencial y dirigida a grupos reducidos de tan solo 20 alumnos.

¿En qué consiste la formación como Técnico Superior en Anatomía Patológica y Citodiagnóstico?

El plan de formación de esta especialidad se divide en 2 cursos que agrupan un total de 12 módulos teóricos, junto a una Formación en Centros de Trabajo (FCT). Aquellas personas que consigan acreditar experiencia laboral en el área de al menos un año consecutivo, pueden quedar exentos de la etapa de FCT.

Si te decides por esta formación, desarrollarás las siguientes habilidades:

  • Gestión de muestras biológicas. En esta asignatura se enseña al estudiante a procesar muestras biológicas, respetando las estructuras organizativas del sector sanitario. Además, se aprende sobre la conservación, almacenaje, transporte y envío de las mismas, aplicando los protocolos de seguridad correspondientes a cada caso.
  • Técnicas de laboratorio. Conseguirás desarrollar las destrezas básicas necesarias para el trabajo experimental dentro de un laboratorio químico, así como gestión de calidad y prevención de riesgos.
  • Biología molecular y citogenética. Se refiere a todos los procesos relacionados con cultivos, técnicas de análisis cromosómico, hibridación con sonda y métodos de secuenciación de ADN.
  • Fisiopatología general. Aprender a reconocer y ubicar todos los órganos del cuerpo humano, detectar enfermedades infecciosas y trastornos del sistema inmunitario, trastornos hemodinámicos, vasculares, endocrinos y alimentarios.
  • Necropsias. Tendrás el conocimiento para colaborar en la realización de autopsias, extracción de tejidos, prótesis, marcapasos y cualquier otro dispositivo que pueda tener el cadáver.
  • Citología general y ginecológica. Aproximación al diagnóstico de muestras citológicas generales y ginecológicas, procedentes de secreciones, líquidos y punciones, aprendiendo a detectar los patrones de normalidad de cada órgano y tejido.

Formación en Centros de Trabajo (FCT) y posibles salidas laborales

La formación culmina con prácticas profesionales realizadas en centros hospitalarios de la ciudad de Madrid. Si tienes la posibilidad de acreditar experiencia profesional de al menos un año como Técnico en Anatomía Patológica y Citodiagnóstico, no será necesario que atravieses el periodo de Formación en Centros de Trabajo (FCT).

¿Cuáles son las salidas profesionales? Los egresados tienen la posibilidad de desempeñarse en las siguientes áreas:

  • Citotécnico
  • Ayudante forense
  • Tanatopractor
  • Colaborador de biología molecular
  • Asistente de investigación
  • Prosector de autopsias

Además de otros cargos disponibles tanto en instituciones sanitarias del sector público como en el privado.

En cuanto a las perspectivas salariales, un Técnico en Anatomía Patológica y Citodiagnóstico tiene acceso a un salario medio que oscila entre los 24.000 y los 30.000 € anuales brutos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: