Síndrome de abstinencia

Síndrome de abstinencia: en qué consiste y cuáles son sus fases

El síndrome de abstinencia (SA) se refiere al conjunto de reacciones físicas y mentales que ocurren en una persona que sufre de adicción a alguna sustancia y de pronto deja de consumirla. Se trata de un problema frecuentemente ligado al consumo de psicoactivos como el alcohol, tabaco, cafeína y otras drogas, con síntomas pueden variar de una persona a otra.

No se trata de una enfermedad, sino de una condición médica con la capacidad de alterar el estado de salud general de una persona, siendo necesario que el paciente atraviese por un proceso de rehabilitación en una clínica de desintoxicación, hasta que el sistema nervioso retome su funcionamiento normal y se elimine la dependencia a las sustancias en cuestión.

Tipos de síndrome de abstinencia

En mayor o menor grado de intensidad, todos los pacientes que atraviesan un proceso de desintoxicación atravesarán las fases relacionadas con el síndrome de abstinencia. Estas reacciones físicas y psicológicas ocurren desde el instante en que se interrumpe el consumo de un psicoactivo, siendo de mayor o menor intensidad según el tipo de sustancia consumida.

  • Abstinencia tardía. Se caracteriza por alteraciones del sistema nervioso y diversos problemas de salud física y mental capaces de interferir con la rutina habitual de los pacientes.
  • Abstinencia condicionada. Aparece cuando la persona se enfrenta a situaciones cotidianas donde habitualmente consumía sustancias psicoactivas, lo cual se debe a un proceso de condicionamiento.

Fases del tratamiento de adicciones

Los síntomas de la abstinencia y la gravedad de los mismos dependerán del tipo de sustancia que se consumía, así como del periodo de tiempo que la persona estuvo padeciendo la adicción. Por lo general, los síntomas serían: ansiedad, temblores, insomnio, depresión, temblores, sudoración, pupilas dilatadas, vómitos, alucinaciones, confusión, desorientación y temblores.

Fases del tratamiento de adicciones

Aunque los síntomas del síndrome de abstinencia varían de una persona a otra, el tratamiento de las adicciones sigue un esquema que podemos dividir en tres fases:

Desintoxicación

Se refiere al proceso de eliminar las drogas y el alcohol del organismo sin que el mismo eche de menos la sustancia. Esto se realiza bajo estricto control médico y siguiendo procedimientos personalizados. Cuando se desarrolla esta fase de manera segura, el paciente podrá evitar desarrollar los síntomas de la abstinencia, eliminando las complicaciones asociadas.

Deshabituación

Después de la desintoxicación se intenta que la persona no vuelva a consumir el psicoactivo causante de la adicción. Para esto, es necesario un tratamiento psicoterapéutico que permite al paciente entender que puede y debe vivir sin consumir, permitiéndole desarrollar hábitos más saludables  y mejorando su desempeño psicosocial.

Reintegración

Es el proceso de consolidación del cambio producido en el paciente. Aquí se trabaja sobre las metas, planes y proyectos a futuro, celebrando los logros obtenidos en la lucha contra la adicción y permitiendo que el paciente se comprometa con la nueva vida que se presenta en el horizonte. Se trata de una fase crucial que requiere de un trabajo coordinado con familiares y amigos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: