Caída del pelo en mujeres

¿Cómo identificar a tiempo un problema de caída del pelo en mujeres?

La caída del cabello es una gran preocupación estética para la población, y aunque es más común en hombres, las mujeres también pueden sufrir calvicie. Es habitual que tras lavarse la cabeza, cepillarse o peinarse nos demos cuenta de que perdemos cabello, de hecho, la media es de entre 100 y 150 cabellos al día. Esta cifra se incrementa en épocas como el otoño, por lo que no es necesario alarmarse, sin embargo, hay que saber en qué casos es necesario preocuparse.

A continuación, vamos a indicarte una serie de síntomas con los que podrás identificar a tiempo si tu caída del cabello es grave y por lo tanto si necesitarás acudir cuanto antes a un especialista en salud capilar, como los que encontrarás en el Instituto Médico Dermatológico. Allí tienes un equipo de expertos en la prevención y el tratamiento de la alopecia y otros problemas capilares en mujeres. No dudes en pedir una cita en alguna de sus clínicas para que te examinen y valoren tu caída del cabello.

¿Cuándo acudir a una clínica de dermatología?

Es muy común que ante una pérdida de pelo no sepamos si es algo puntual y normal o es un problema serio por el que hay que acudir al médico con rapidez, por eso queremos indicarte un serie de síntomas a los que debes prestar atención para detectarlos lo antes posible cuando se manifiesten.

Las patologías que provocan alopecia suelen tener unos indicios progresivos, que van de menos a más de una forma lenta y continuada. A veces, la calvicie es puntual por situaciones de estrés, embarazo, postparto, déficit de ciertos minerales y oligoelementos, medicación o cambios hormonales, este tipo de causas son reversibles y con el tratamiento adecuado remite. Otros hábitos que pueden favorecer la caída del pelo es el uso excesivo de secadores y planchas, los tintes con amoniaco y los productos con parabenos, ya que debilitan la estructura capilar. Por el contrario, el lavado del cuero cabelludo a diario no afecta a la pérdida de cabello, por lo que puedes continuar con tus hábitos de higiene.

Estos son algunos de los síntomas a los que debes prestar más atención:

  • Debilitamiento del cabello: este pierde densidad, es más fino.
  • Zonas despobladas: aparecen calvas en el cuero cabelludo que dejan expuesta la piel.
  • El pelo de las cejas y las pestañas también se caen
  • Sufres de picor, inflamación o rojeces en el cuero cabelludo.
  • Pérdida de pelo con aspecto de cicatriz o de forma circular.
  • Calvicie en la parte frontal de la cabeza.
  • Perder más de 150 cabellos al día, aunque esto es un poco difícil de contabilizar.

En el caso de que identifiques alguno de estos síntomas, te recomendamos que pidas cita en una clínica de dermatología que cuente con expertos en la salud del cabello, ya que podrán determinar si padeces alguna patología que causa esa calvicie.

Tras algunas pruebas y exámenes se puede saber cuál es el origen de la pérdida del pelo y qué tratamiento es el más adecuado para frenarlo o ralentizarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: