cuidarse de cara al verano

5 consejos para cuidarse de cara al verano

Todos sabemos que una buena alimentación es fundamental para el correcto funcionamiento del organismo humano. Sin embargo, existen algunas épocas del año en que los cuidados deberían intensificarse, como por ejemplo, ante la llegada del verano. Al exponernos de manera excesiva al sol y descuidar la alimentación pueden ocurrir alteraciones como deshidratación, daño en la piel, etc.

¿Qué comer durante los meses del verano? ¿Existe algún alimento prohibido? Con el cambio de estación vienen también las vacaciones, las salidas familiares y un cambio en la rutina diaria. Si este cambio es muy drástico, el sistema inmune, la piel, el cerebro y, en general, todo el organismo se puede ver afectado.

Es por ello que hemos desarrollado una serie de consejos que te ayudarán a cuidarte de cara al verano, para que disfrutes del sol y las altas temperaturas sin miedo a enfermar o que tu organismo se resienta a causa de una alimentación inadecuada. Te contaremos cuáles son los alimentos que deberías comer, cómo estructurar tu dieta y algunas cosas más.

Sigue una dieta proteica

La alimentación es el primer factor a considerar. En época de altas temperaturas, es importante consumir gran cantidad de frutas y hortalizas de temporada. Esto permitirá que el cuerpo se nutra de manera rápida y se mantenga hidratado. Además, es importante aumentar el nivel nutricional con una dieta proteica. Para ello te puedes ayudar de vez en cuando con batidos de proteínas aisladas y barritas de calidad.

De esta manera logramos complementar nuestra alimentación habitual, aumentando nuestro nivel de energía y evitando el aumento de peso, ya que los complementos nutricionales permiten que el organismo reciba todos los nutrientes necesarios para el buen funcionamiento del organismo durante el verano y, en general, a lo largo de todo el año.

Cocina de forma sencilla

Aprovecha la época para simplificar la preparación de los alimentos. Tendrás más ganas de pasear y compartir tiempo en familia o simplemente descansar antes de encerrarte en la cocina. Por tanto, es buen momento para cocinar a la plancha, al vapor o al horno, que son las formas más simples y recomendables de cocinar la gran mayoría de los alimentos.

Acompaña con aderezos ligeros y elige las ensaladas y los vegetales de temporada, así como el pescado y el pollo, los cuales son mucho más sencillos de cocinar. Además, el pescado y el pollo se digieren mucho más fácil, nutriendo la piel, el cabello y, en general, a todo el organismo desde el interior.

Cocina de forma sencilla

Elimina las bebidas con exceso de calorías

Durante el verano es bastante probable que desees consumir una mayor cantidad de líquidos, algo que de hecho es importante para combatir la deshidratación. Sin embargo, es importante que se elija bien la clase de bebidas que se consumen, dejando a un lado aquellas que sean altas en calorías y prefiriendo aquellas naturales, especialmente agua.

Los refrescos azucarados deben disminuirse todo lo posible, sobre todo debido a que durante el veranos también aumenta el consumo de bocadillos, helados y otros alimentos de este tipo ya que solemos pasar tiempo en la calle y expuestos a elevadas temperaturas. El alcohol es otra de las bebidas de las que no se debe abusar durante el verano o simplemente, evitarlo por completo.

Cuida la cantidad de las raciones

Por lo general, las personas suelen aumentar un poco de peso tras el verano. Esto ocurre porque al estar más tiempo libre y en actividades en el exterior, cambian los hábitos alimenticios y se descuidan un poco con el tema de llevar una dieta saludable. Esto se puede corregir de manera sencilla, eligiendo restaurantes con propuestas sanas y vigilando el tamaño de las raciones que se consumen.

Incluso, hay alimentos que son saludables, pero que no se deberían consumir en exceso porque causarían un aumento de peso ya que aportan muchas calorías. Este es el caso con el arroz, algunas legumbres, los frutos secos y la pasta. Cuida la cantidad de las raciones y no te sobrepases si quieres que tu organismo funcione perfectamente a lo largo del verano.

Incrementa la actividad física

Es importante para el organismo en general que aproveches el verano para exponerte un poco al sol, con los cuidados correspondientes. Toma un poco de aire puro cada día, apúntate a diferentes actividades en el exterior y realiza un poco de deporte. Incrementar la actividad física será fundamental para que el resto de los cuidados a nivel alimenticios tengan el efecto deseado.

¡No te olvides del protector solar! Cuando realices alguna actividad física fuera de casa, es importante que utilices un protector solar adecuado para proteger tu piel, tanto del rostro como del resto del cuerpo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: