qué causa la cistitis

¿Qué es y qué causa la cistitis?

Las vías urinarias están propensas a desarrollar diferentes infecciones. Para comprender qué causa la cistitis, es necesario analizar todos los aspectos de este síndrome y sus peculiares diferencias. Al relacionarse con elementos contagiosos, es obligatorio incorporar una higiene y otras pautas que cuidarán la vejiga.

Una infección de cuidado

Es considerada una infección aguda, es decir, aparece de forma repentina inflamando la vejiga urinaria. Por lo general, el grado de complicaciones alarmantes puede resultar deficiente y fuera de peligro.

Qué causa la cistitis
Imagen de Freepik

Cuando existe un dolor indeseable e incontrolable, es recomendable chequear el estado de la vejiga con un médico.  Esta prevención limitará una posible expansión infecciosa que afecte los riñones. De esta forma, se evitará otras lesiones de mayor riesgo.

¿Qué causa la cistitis?

Una infección de cistitis es provocada por diversos gérmenes. Sin embargo, en un 80% predomina la bacteria Escherichia coli. Ahora, en la parte del sistema urinario, debajo de la vejiga se sitúa un canal llamado uretra. Aquí las bacterias que se encuentran en la piel y vagina son frecuentes, una variedad de ellas recorre esa área.La vejiga no contiene microorganismos de este tipo. De hecho, lo normal es una orina estéril sin gérmenes. Sucede pues, que cuando las bacterias establecidas en la uretra, llegan hasta la vejiga causan infecciones desagradables.

En referencia al sistema de la mujer, la uretra tiene una longitud bastante corta, ideal para los gérmenes. Estos alcanzan entrar fácilmente en la vejiga, sobre todo en el momento de un coito, debido a la diminuta distancia. El hombre es diferente, ya que el distanciamiento supera al de la mujer. Por si fuera poco, la próstata expulsa una sal con componentes de zinc que impiden el paso bacteriano.

Los gérmenes en cualquier momento, logran invadir la vejiga, sin causar ningún tipo de infección. Son partículas insuficientes para formular una afección. Por otro lado, la influencia de 2 factores pueden fomentar una infección, tales como:

  • Defensas del individuo.
  • Agresividad del germen.

¿Cuáles son los síntomas de una infección urinaria?

Aunque un caso asintomático no muestra una señal de infección, abarca muchos riesgos. Las molestias son algo desconocido, pero los gérmenes están en la orina. Además,  pueden contagiarse de forma silenciosa.

Las particularidades de una sustancia urinaria con afectaciones dolorosas o de escozor pertenecen al síndrome miccional. Además, desarrolla una fase urgente donde la necesidad de orinar es persistente. En cambio, cuando el dolor aumenta, pero la cantidad de orina es delimitado, el síndrome se transforma en una polaquiuria.

Otros rasgos desarrollados son:

  • Sensación de cólico en el área inferior del abdomen
  • Desprendimiento de orina inesperadamente
  • Fiebre mayor a los 38°C
  • Hematuria, sangrado en el líquido urinario

¿Qué medidas preventivas adoptar para evitar la cistitis?

En este estudio sobre qué causa la cistitis, es prudente indicar las prevenciones necesarias para eludir futuras patologías. Con anomalías de cálculos renales o irregularidades urológicas, es indispensable apoyarse en conocimiento profesionales. De esta manera, se asignaría un tratamiento que evite la fomentación de una infección.

Por otro lado, es importante ingerir líquidos como agua depurada. El organismo debe mantener una hidratación continua que ejerza presión en la necesidad de orinar. Así, la expulsión será constante y eliminará cualquier riesgo de retención que favorezca la adhesión de bacterias. 

En una relación de pareja, es mejor que la mujer orine antes y después del coito. Este proceso evita que los gérmenes se hospeden en la zona por un largo tiempo. De igual forma, es recomendable realizar una previa lubricación vaginal para evitar daños o lesiones.

  • También es importante limpiar las zonas genitales, antes de realizar alguna actividad sexual y después de concluir.
  • Hacer uso de preservativos durante el coito. 
  • Utilizar ropa íntima suave, fabricadas con telas de algodón. En efecto, las sintéticas contribuyen a una reiterada infección.
  • En los bebés es fundamental el cambio de pañales y al mismo tiempo una higiene correcta.

Etapas del diagnóstico

Al conocer qué causa la cistitis, es justo saber cómo son las evaluaciones del sistema urinario para identificar el tipo de anomalía.

  • Conviene subrayar que el perineal debe estar limpio antes del diagnóstico, un arrastre de ciertos microorganismos alteraría los resultados.
  • Así mismo, los gérmenes de la uretra pueden reflejarse en una primera micción, por eso es mejor utilizar la segunda. 

Los mecanismos aplicados para el diagnóstico de una infección son:

  • Bolsa de orina: es un recipiente común donde se introduce el líquido. En vista de que es un mecanismo sencillo, el estudio es realizado en pacientes infantiles.
  • Tiras reactivas: detecta hematuria, un elemento que indica la presencia de cálculos en las vías urinarias.
  • Cultivo de la orina: favorece la identificación de un germen. En caso de que predomine una variedad de bacterias, es diagnosticado como una orina en un estado de alta contaminación.
  • Radiografía: estas son aplicadas en zonas del abdomen, con el propósito de captar una imagen  ampliada de posibles cálculos renales. La existencia de estos elementos puede ocasionar infecciones o problemas urinarios.
  • Cistografía retrógrada: es una inyección avanzada capaz de descubrir ciertas anomalías.
  • Ecografía: en situaciones de gravedad, es un método eficaz que permite conocer el tamaño del riñón.

¿Qué tratamientos disminuyen una infección por cistitis?

Para combatir los gérmenes, se emplea un antibiótico determinado. Enseguida, de aplicar una prueba antibiograma, el profesional indica un tratamiento que dependerá del tipo de bacteria establecida.

Entre los antibióticos se encuentran:

  • Norfloxacino,
  • Ofloxacino,
  • Amoxicilina,
  • Ciprofloxacina,
  • Trovafloxacina.

En personas con infecciones provocadas por un Mycoplasma, los medicamentos son asignados durante largos periodos. Se trata de tratamientos como:

  • Tetraciclina
  • Trimetoprima/Sulfametoxazol

Complicación renal

Es un error ignorar las infecciones urinarias, estas debe ser tratadas empleando uno de los métodos existentes. En el caso contrario, esta infección puede generar graves complicaciones en el área renal que a su vez afecta los riñones.

Grupos de afectaciones

La ubicación de bacterias permite clasificar o identificar una infección de nivel bajo o alta. Dentro del grupo bajo, se incluye la uretritis y prostatitis. Por lo que se refiere a molestias superiores pueden surgir abscesos intrarrenal y perinéfrico o de carácter agudo como la nefritis y pielonefritis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: