Verrugas

Verrugas: qué son, qué tipos hay y cómo eliminarlas

La piel es un órgano frecuente a manifestar una variedad de lesiones antiestéticas, como las verrugas. Estas con una textura áspera, crean una sensación de incertidumbre y miedo por desconocer qué remedios acabarán con ella.

Gracias a los avances, es posible encontrar tratamientos accesibles en farmacias que acaban con estas lesiones. Mientras que en otros casos, es favorable inclinarse a procedimientos quirúrgicos.

¿Qué son las verrugas?

Son lesiones posicionadas en distintas zonas del cuerpo, específicamente encuentran estadía en la epidermis. En lo concerniente a su aspecto, carecen de invisibilidad, ya que sobresalen de un segmento con puntos negros. Estas diminutas secciones corresponden a vasos sanguíneos provocados de la sangre coagulada.

Imagen de Freepik

Este tipo de lesiones no representan una situación alarmante, además pueden tratarse eficazmente. Por supuesto que algunas son benignas, libres de desarrollar un cáncer o estimular dolores exagerados en algunos casos.

Uno de los motivos principales de sus apariciones está relacionado con el área laboral donde se desempeña una persona. Pongamos por caso, empresas donde procesen carne, pescado o aves; aquí los empleados están expuestos a presentar  lesiones como estas.

Otro caso particular correspondiente al crecimiento del ser humano, es el de niños o adolescentes. El proceso de evolución provoca diversos cambios en la piel como el acné y manifestación de verrugas. En resumen, expresan ciertas particularidades, tales como:

  • De tamaños diminutos y granulosas.
  • Su contextura es bastante áspera.
  • El color adaptado es blanco o de un tono rosa.
  • Están repletas de puntos negros.

¿Cómo se clasifican las verrugas?

Vulgar

Estas miden aproximadamente 1 a 10 mm de diámetro, dependiendo de la proliferación esos números pueden aumentar. Similar a otras especies, muestra ciertas grietas predominantes. Conteniendo a su vez, una variedad de vasos sanguíneos atrapados.

Plantar

La verruga plantar contiene características que confunde su similitud con el callo. Esto es debido a su frecuente ubicación en la zona del pie, talón o incluso lesiones en los dedos.

De acuerdo con el desarrollo de un plantar, este sucede cuando ocurre una hiperproliferación de la piel. Esa extensión cubre por completo el área de textura áspera, lo cual es necesario retirar. Por eso al levantar esa piel, se contempla  una superficie oscura, resultado de una obstrucción en los vasos sanguíneos.

Plana

El nombre encaja perfectamente con la forma de esta lesión redonda o lineal, ya que su grosor es de 2 mm. Estas lesiones comienzan a surgir como consecuencia de un constante rascado en la epidermis,  siendo los niños víctimas principales.

Molusco contagioso

El molusco deriva del microorganismo poxvirus, es altamente contagioso mediante un contacto o una relación sexual. Por lo general, carecen de una apariencia común al de una verruga, este es más liso y de forma ovalada.

Métodos para una eliminación satisfactoria

Dependiendo de las sugerencias médicas, una persona puede emplear los siguientes tratamientos:

  • Apósitos: es una sustancia accesible en locales farmacéuticos, los cuales integran parches o pinceles constituidos de ácido salicílico. Al esparcir el compuesto químico sobre la lesión, se debe colocar el respectivo parche rápidamente. El compuesto es bastante fuerte, una desviación del lugar específico puede ocasionar grandes perjuicios.
  • Aplicadores de frío: el proceso de aplicación exige dedicación como los apósitos, puesto que los daños en zonas sanas son predominantes. Este método funciona quemando el tejido con una sustancia capaz de lograr una sensación fría sobre la piel.
  • Láser: no importa el dolor de una cirugía, este es un método 100% mejor, en comparación a los otros. Sin duda, un apósito o un aplicador no requieren de un proceso complicado pero si de repetidos procesos. El láser es una operación que evita originar, fuertes desafíos y además, concluye el progreso de una lesión rápidamente
  • Nuevos parches: es una versión más actualizada, estos parches sujetan la solución en una especie de banda que se adhiere sobre la obstrucción. Con tal de cambiarlos a diario, el líquido actuará y mejorará el aspecto de la lesión.

¿Existen lesiones de este tipo en los genitales?

Sí, algunas duran poco tiempo, causando leves molestias. Ahora, es posible la presencia de lesiones como estas por un largo periodo y requieren de un chequeo porque suele extenderse. Es relevante analizar las circunstancias, ya que el organismo actúa contra estos males hasta lograr extinguirlo.

Evidentemente, una mujer embarazada debe consultar la posibilidad de eliminar esa lesión que puede resultar un gran dolor en un parto. Por otro lado, estos son signos de una infección sexual como el virus del papiloma humano. Es importante detener la actividad sexual y controlar ese contagio que se transmite con facilidad.

Según la situación del asunto, el especialista debe indicar alguno de los siguientes tratamientos:

  • Productos químicos: esenciales para detener o eliminar las lesiones
  • Crema: mezcla aplicable sobre la proliferación.
  • Crioterapia: extinción mediante ambientes fríos.
  • Corriente eléctrica: un proceso para quemar.
  • Extirpación: aplicando un bisturí.
  • Bleomicina: compuesto químico con antibióticos usado para combatir las verrugas vulgares.

¿Cómo evadir un nuevo brote genital?

Luego de cumplir con los tratamientos y haber eliminado cualquier lesión desagradable en los genitales, corresponde una última fase. Antes, es relevante destacar que el virus es un organismo difícil de acabar, su desaparición es lenta e inesperada. Ninguna curación es capaz de eliminarla, por eso es necesario:

  • Limpiar la zona afectada de manera regular, también es indispensable utilizar materiales únicos y libre de gérmenes. Por más que comience a producirse un ardor o comezón, es mejor omitirla evitando un probable contacto infeccioso.
  • Estos virus son fáciles de transmitir y aunque el proceso de limpieza sea correcto, es favorable enjuagar las manos.
  • Con molestias predominantes, es ideal descartar cualquier acto sexual que pueda acarrear grandes molestias.
  • En el caso de inflamación, una compresa fría o también, el consumo de analgésicos son opciones viables.

Una consulta no debe esperar

En el instante de percibir un dolor intenso o colores distintos, la lesión comunica una necesidad de ser chequeada urgentemente. Lo mismo sucede con prolongaciones, imposible de detener aplicando diversos tratamientos. El médico, analizándolo, puede ofrecer un diagnóstico acertado y un tratamiento correcto, en comparación a un análisis propio.   

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: