Depilación láser

Todo lo que debes saber sobre la depilación láser

Existen muchos recursos para depilarse, muchas fórmulas para eliminar el molesto vello. Quizá en invierno sintamos menos necesidad de eliminarlo. Sin embargo, las épocas de buen tiempo, puede convertirse en una pesadilla abrumadora. Pasarse constantemente una cuchilla por las axilas o por las piernas es aburrido, irrita la piel y, además, deja opciones de fallo.

¿Cuántas veces no nos hemos depilado y, de pronto, encontramos una zona en la que no hemos dejado unos cuantos vellos? De hecho, esta zona suele ser algún punto ciego o lugar incómodo y nos ocurre una y otra vez en el mismo lugar.

Por eso, cada día más personas se decantan por la depilación láser. Quizá hace unos años era algo ajeno a la mayoría, que podía aportar miedos o inseguridades. Sin embargo, casi todo el mundo tiene alguna zona del cuerpo en la que se ha hecho la depilación láser. Porque este tipo de depilación ya no es ninguna desconocida, se han caído muchos mitos, ha mejorado muchísimo su técnica y, además, se ha abaratado quedando al alcance de casi cualquier bolsillo.

Hacer una pequeña parte, como puede ser la depilación láser en axilas, se ha convertido en una opción asequible y absolutamente ventajosa. Porque en el buen tiempo, cuando pasamos los días en camisetas de tirantes, estar constantemente quitando los incipientes pelos que surgen en la axila se puede convertir en algo bastante aburrido. Por su bajo coste, aporte una comodidad sustancial.

Desventajas de los métodos convencionales de depilación

  • Rasurar: aunque es una forma rápida e indolora de eliminar el vello, y por ello de las más recurrentes, no es recomendable. Puede crear irritación, se requiere de jabón o espuma, y no es bueno utilizar cremas, colonias, desodorantes u otras alternativas después. El vello sale constantemente, la durabilidad del afeitado es básicamente diaria.
  • Cremas depilatorias: es una variante del rasurado, por lo que sus efectos suelen ser a muy corto plazo también. Además, suelen tener componentes abrasivos para eliminar el pelo, lo cual no tiene ninguna recomendación para la piel.
  • Pinzas de depilar: requiere tiempo, es doloroso y muy incómodo. Extraer los pelos, uno a uno, mediante tirones, es algo que no resulta viable para ciertas partes del cuerpo.
  • Cera (fría, caliente o tibia): arranca el pelo de raíz, pero sus resultados no son permanentes y el riesgo de irritaciones o quemaduras es elevado. Así como el dolor que produce esta depilación.

¿Cómo funciona la depilación láser?

“Consiste en una fuerte emisión de luz que utiliza el pelo como hilo conductor para llegar al folículo piloso, donde es absorbida por la melanina del pelo y trasformada en calor, que destruye dicho folículo”, explica el doctor Manuel Iglesias Pavón, especialista en depilación láser.

Este calentamiento hace que el folículo ya no vuelva a producir pelo. Por lo que llegamos a la primera gran ventaja de la depilación láser: permanente.

¿Quién no desea tener una depilación para siempre? Al fin y al cabo, ¿en qué momento queremos que vuelva a crecernos el pelo para volver a quitarlo?

Ventajas de la depilación láser

  • Indolora. La depilación láser se ha convertido en una técnica indolora. La piel se va refrigerando al mismo tiempo que el calor hace efecto y mitiga esta sensación. Por lo que las sesiones de depilación no son en absoluto dolorosas.
  • Permanente. Puede que, con el tiempo, haya que repasar algunas zonas porque vuelvan a salir un número absolutamente localizable de vellos. Sin embargo, podemos olvidarnos de depilarnos en esa zona. ¡Una bendición!
  • Natural. Con esto nos referimos a que es una opción que no se nota. Por ejemplo, cada vez hay más hombres que deciden depilarse, por ejemplo, la espalda. Sin embargo, cuando el vello comienza a crecer se nota mucho. Hay una sensación de querer disimular bastante incómoda. Con la depilación láser, nunca se está a medio depilar, por lo que no hay una sensación forzada ni artificial de que existe un vello que ha sido eliminado momentáneamente.
  • Económica. La depilación láser ha bajado considerablemente de precio, por lo que es una opción válida para muchos. Además, aunque sea un desembolso de dinero más amplio, con el tiempo se convierte en un ahorro. No tener que volver a preocuparse de cuchillas, ni cremas, ni productos que mitiguen la irritación de la piel es un desahogo económico a la larga.

¿Por qué son importantes los especialistas?

Evidentemente, la depilación láser es una técnica que no puede realizar cualquiera ni en cualquier lugar. Tiene que tener unos criterios de profesionalidad para evitar riesgos y accidentes. Además, es necesario un estudio previo en cada caso, porque existen diferentes tipos de piel y de vello para los que se aplicarán diferentes fórmulas de este tratamiento.Como siempre, es importante ponerse en manos de especialistas para llevar a cabo estos tratamientos. Acudir a Centros de depilación láser y estética como Grupostop es un valor seguro. Estar tranquilo y tener la confianza en que van a hacer su trabajo con la eficacia que otorgan los conocimientos y la experiencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: