Productos de higiene y salud

Productos de higiene y salud para la prevención

A la hora de cuidar de nuestra salud, no solo los medicamentos para paliar alguna enfermedad son los productos existentes, sino que también contamos con otra variedad de productos preventivos y de higiene de la salud para prevenir estos riesgos. Los productos son múltiples y variados, destinados a distintos campos de la salud, actividades e incluso clasificados por edad o sexo de los interesados.

Veamos a continuación una selección de productos, sus utilidades y sobre todo por qué consumir estos productos.

Productos para niños y bebés

En el caso de los más pequeños, es importante contar con productos adaptados a sus necesidades, ya sean accesorios como biberones y chupetes y otros productos de higiene como pañales, toallitas y otros productos de cuidado y salud.

Este tipo de productos se puede comprar en cualquier lado, pero siempre hay que hacer hincapié en la búsqueda de una buena tienda, como Farma13, donde puedes encontrar una selección de estos y otros productos, además de la comodidad de envíos rápidos y productos farmaceúticos al mejor precio.

Para su alimentación, más allá de los biberones, existen otros accesorios para la alimentación de los más pequeños que cuentan con otras funciones. Por un lado, es útil tener un termo donde llevar los líquidos, como la leche y las papillas, para que se mantengan calientes hasta la hora de la toma. Es aconsejable preparar las papillas al momento, por lo que dosificadores o recipientes para almacenar los polvos de la preparación son útiles, ya que con llevar la leche caliente en un termo y esté preparado en otro recipiente se puede.

Algunos utensilios de alimentación, como platos, tenedores o cucharas, para cuando los pequeños comienzan a comer alimentos sólidos, también son accesorios necesarios. Los accesorios de alimentación más recomendables son los hechos en silicona, puesto que se trata de un material blando con el que evitamos accidentes, son fáciles de lavar y son 100% seguros, ya que no desprenden micropartículas durante su lavado ni ante ligeros deterioros.

Productos para madres

En este apartado, nos referimos a los productos apropiados para las madres que acaban de dar a luz o que están en algún momento de los 9 meses de embarazo.

Tanto durante el embarazo como durante los primeros meses tras el parto, es habitual que algunas madres sufran pérdidas de orina, por lo que es útil el uso de compresas higiénicas con las que evitar que esas pérdidas supongan un inconveniente higiénico cuando van por la calle.

Igualmente, algunas madres producen una cantidad de leche materna elevada, por lo que su expulsión no intencionada puede ocasionar manchas en la ropa interior o las prendas de vestir de la parte superior. Ante esto, existen discos absorbentes para la lactancia, que actúan absorbiendo los excedentes expulsados.

Debido al estiramiento de la piel producido por el crecimiento del vientre, pueden producirse estrías u otras marcas que queden en la piel de la madre tras el embarazo. Para evitar este inconveniente estético, existen cremas y aceites antiestrías, cuya aplicación puede prevenir su aparición o posteriormente ayudar a la regeneración de la piel y la desaparición de estas marcas.

Productos de higiene y salud sexual

En el caso de las niñas, en torno a los 11 años comienza el proceso de madurez sexual, en el cual a partir de entonces necesitan utilizar productos de higiene menstrual. Los productos más tradicionales son las compresas o tampones, aunque actualmente existe una alternativa: la copa menstrual.

La copa menstrual es un útil de silicona con forma de campana que se introduce en la vagina para retener las sustancias resultantes de la menstruación. Según la persona que lo use, existen varios tamaños. Es fácil de limpiar, ya que son de silicona, material que también ofrece como ventaja su colocación,puesto que es maleable y elástico.

También hay que tener en cuenta los productos existentes para la salud sexual. Más allá de la prevención del embarazo, los preservativos, tanto masculinos como femeninos, son imprescindibles a la hora de llevar a cabo las prácticas sexuales y prevenir el contagio de una enfermedad de transmisión sexual. Además, para el disfrute de las relaciones íntimas también existen otros productos como vigorizantes y lubricantes.

No dudes en consumir alguno de estos productos si te encuentras en alguna de las situaciones anteriores, ya que facilitarán tu día a día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: