Implantes dentales

¿Se pueden poner implantes dentales y dientes en un día o en 24 horas?

Es posible colocarse implantes dentales y ese mismo día lucir una dentadura perfecta gracias a una técnica segura y efectiva avalada por la odontología actual: la carga inmediata. Dicha técnica permite eliminar la espera durante meses para proceder a la colocación de un diente (o incluso toda la dentadura) después de haber fijado el implante.

Análisis y planificación de dientes en un día sobre implantes dentales

La carga inmediata posibilita la colocación de dientes fijos sobre implantes dentales en un día. Se considera una técnica implantológica avanzada y presenta porcentajes de éxito muy altos si la realizan profesionales experimentados y formados y si el paciente reune las condiciones adecuadas y cumple con los cuidados que le recomienden los profesionales.

La clínica dental en Valencia IDIM cuenta con gran diversidad de tratamientos adaptados a las necesidades de cada paciente. Tras más de 30 años de investigación, con su asesor científico a la cabeza, Miguel Peñarrocha, de publicaciones científicas y de formación, se han posicionado como expertos en implantes de carga inmediata.

Los implantes de carga inmediata requieren un profundo análisis previo de la situación del paciente para ver si es la técnica que mejor se adapta a sus necesidades. También necesitan una planificación detallada de los pasos a seguir.

Implantes inmediatos y carga inmediata

La combinación de la carga inmediata con los implantes inmediatos post-extracción lleva al extremo la rapidez en el tratamiento y por tanto la comodidad para el paciente. Si se emplean estas técnicas juntas, el paciente no va en ningún momento sin dientes. Entra con sus dientes que es necesario extraer porque tienen algún problema grave (caries extensas, movilidad, etc.), en el mismo momento que se extraen se colocan los implantes, y al cabo de unas horas se colocan los dientes fijos sobre los implantes.

Tratamiento de carga inmediata

La colocación de implantes según la técnica tradicional obliga a esperar un par de meses (lo que tarda el proceso de osteointegración del implante en el hueso maxilar) para poder poner dientes fijos. Estos meses normalmente el paciente va sin dientes o lleva una prótesis dental provisional removible que afecta a su comodidad y estética. Cuando pasa el tiempo establecido se coloca la prótesis fija. La carga inmediata permite eliminar esta espera.  Existen varias opciones para llevar a cabo un tratamiento de carga inmediata:

  • Una opción es  fabricar los dientes con antelación a la colocación de los implantes. Después el odontólogo los tendrá que adaptar.
  • Otra alternativa consiste en registrar la posición de los implantes dentales después de la cirugía y solicitar una prótesis al laboratorio, que se pondrá al cabo de unas horas. El paciente podrá llevar una vida normal pero tendrá que tener cuidado durante los primeros dos meses, tiempo que tardan los implantes en fijarse totalmente al hueso. La implantología digital ha hecho mucho más rápida, fiable y cómoda esta opción.

Ventajas e inconvenientes de los implantes dentales en 24h

Esta técnica ofrece al paciente la posibilidad de recuperar la funcionalidad y estética de su dentadura de manera inmediata. Por tanto, no hay problemas de estética, el paciente no se ve sin dientes. Esto repercute también en el impacto psicológico de la intervención, que disminuye drásticamente.

La carga inmediata también tiene la clara ventaja de que favorece una rápida reinserción social y laboral. No existen problemas de dicción ni de pronunciación tras la rápida intervención.

Además, también es un factor a valorar la comodidad del paciente, que evita llevar durante meses una prótesis removible que dificulta el comer y puede provocar rozaduras. Asimismo, también se reduce el número de visitas al dentista, ya que no requiere segunda intervención.

Sin embargo, esta técnica también tiene ciertos riesgos. Que se pongan los dientes inmediatamente no quiere decir que los implantes no vayan a pasar por el proceso de osteointegración. Durante 2 meses los implantes están vulnerables mientras se unen al hueso. Por lo tanto, la carga inmediata requiere la colaboración del paciente, que debe llevar una dieta blanda durante 2 meses para no sobrecargar los implantes.

Otro inconveniente relativo es que la carga inmediata siempre se hace con una prótesis provisional que se puede fabricar rápidamente. Por lo tanto, tiene un coste adicional, ya que al final se hacen 2 prótesis: una provisional y una definitiva. Sin embargo, la prótesis provisional no es dinero perdido. Siempre servirá como prótesis de repuesto si en el futuro hubiera algún problema con la prótesis definitiva. Permitirá al paciente no quedarse sin dientes cuando haya que mandar a reparar la prótesis definitiva. Para evitar cualquier complicación y asegurar el éxito de los implantes dentales es fundamental acudir a profesionales con una formación adecuada y una extensa experiencia en casos complejos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: