Lichi: beneficios para la salud de esta fruta exótica

Lichi: beneficios para la salud de esta fruta exótica

El lichi es una fruta fácil de confundir con una uva, a excepción de su cáscara rugosa y sabor agridulce que enamora muchos paladares. Una vez retirada la piel rojiza, se expone su pulpa de color blanco y bastante jugosa. El lichi es reconocido por ser una fruta con abundantes proteínas, vitamina C, fósforo, entre otros compuestos beneficiosos para la salud.

Es una fruta asiática que suele ser ingerida cruda, aunque en China, por ejemplo, se le agrega en recetas con carne y pescado.

Origen del lichi

El lichi también es conocido como litchi, lichee o lychee, es un fruto originario de China aunque se desarrolla mejor en las regiones tropicales. Su popularidad y adaptabilidad como fruto a climas templados, permitió expandir las plantaciones de lichi en Australia, Filipinas, Brasil, América del Sur, India, Pakistán, Taiwán y Madagascar.

El árbol de donde proviene no es de gran altura, de máximo unos doce metros, con una corteza oscura y una floración muy atractiva cuando febrero se asoma en el calendario. Para cuando llega mayo, se pueden obtener hasta dos toneladas de lichi por hectárea pero la temporada es corta así que solo se pueden encontrar lichis frescos durante mayo, junio y julio. Por esta razón, su precio es elevado en comparación con otras frutas tropicales, en adición de que no hay variaciones en la fruta tan extensas por el mundo. Hasta el momento se comercializan tres tipos de lichis:

  • Tcheng City
  • Brewster
  • Mauritius

¿Dónde encontrarlos?

Debido a la corta temporada de producción que tienen, los lichis no suelen encontrarse frescos en los abastos, pero sí es posible comprar frascos o enlatados de la fruta, reposado con almíbar.

Propiedades del lichi

Si bien es cierto que el lichi proporciona grandes cantidades de carbohidratos, también está enriquecida con vitaminas y minerales necesarios para mantener el bienestar físico. En su composición se encuentran las vitaminas B1 y B2, así como los minerales magnesio, potasio y fósforo.

Al estar cargada de estos componentes, el lichi es recomendado para niños en crecimiento y para adultos mayores ya en proceso de descalcificación. En adición, la vitamina C en su contenido convierte al lichi en un potente regenerador de tejidos en el cuerpo y en un frente de batalla para las infecciones.

Más allá de ser un buen aliado para el sistema inmunológico, la vitamina C en el lichi es uno de sus nutrientes más importantes para consumir porque ayuda en la producción de colágeno y previene la reproducción de células malignas.

La presencia de potasio mantiene activo y saludable el sistema nervioso. Por otro lado, el magnesio del lichi mejora el funcionamiento de los músculos, cuida de los intestinos y proporciona un efecto laxante.

Beneficios de comer lichi

El lichi aporta variedad de beneficios a la salud si se consume de forma regular, dentro de una dieta balanceada:

Antiinflamatorio natural

El lichi contiene numerosos flavonoides, por tanto, es rico en antioxidantes que permiten reducir las inflamaciones. Para acompañar el camino inevitable del envejecimiento, comer lichi previene daños severos en las células, así como reduce la aparición de congestiones en los cambios de estaciones.

Protege contra enfermedades cardiovasculares

Incluso la pulpa del lichi es beneficioso para la salud. En ella se concentran grandes cantidades de fenólicos, compuestos importantes para combatir enfermedades cardiovasculares.

Retrasan el envejecimiento de la piel

Por la presencia de vitaminas en su composición, consumido con regularidad retrasa el desgaste de la piel, y por tanto, la aparición de arrugas y líneas de expresión.

Combate infecciones bacterianas

Entre los beneficios de comer lichi se encuentra la presencia del bioflavonoide rutósido que es capaz de combatir infecciones bacterianas y desaparecer los síntomas del herpes. Además, ayuda con el fortalecimiento de los vasos sanguíneos y prevención de hemorroides.

Interviene positivamente en el metabolismo

Debido al potasio en su composición, el lichi interviene positivamente en las actividades del metabolismo, así como añadir limitadas cantidades de proteínas a la dieta alimenticia. En adición a estos beneficios, el potasio es un mineral que contribuye en el control de la presión sanguínea.

Regula la producción de sangre en el organismo

Con el ácido fólico, el lichi es una fruta que potencia la producción de sangre y permite una correcta circulación de la misma por los vasos sanguíneos.

Colabora con el sistema nervioso

El cobre es otro mineral importante en el cuerpo humano. Entre sus funciones está mantener activo y saludable el sistema nervioso, así como el cerebro.

Estimula el sistema inmunológico

Definitivamente todo del lichi se puede aprovechar, incluso sus semillas. Allí se concentran ciertos proantocianidinas que triplican el poder antioxidante de la vitamina E, por lo que es un antiviral natural por defecto. Comer lichi regularmente beneficia contra el herpes simple y nos protege de virus comunes.

¿Cómo aprovechar mejor el sabor del lichi?

Usualmente el lichi se come como un fruto seco. Por su sabor dulce, pero algo ácido, es un compañero común en ensaladas y ciertos postres, porque recuerda al sabor de las uvas pero con la esencia de olor a flores.

Tanto como fruto seco o como en bebidas, el lichi puede ser empleado de distintas formas para disfrutar de una comida con sabor exótico al mismo tiempo que beneficiamos nuestro organismo.

Retirarle la cáscara antes de consumir

El lichi es una fruta con cáscara, cuya carne interna concentra la mayoría de sus nutrientes. Para poder obtener esta parte comestible, es necesario colocar la fruta sobre una superficie sólida y plana. A continuación realizar un corte que atraviese toda la cáscara hasta la semilla de forma longitudinal.

Otra opción es pelar su piel con los dedos con cierta delicadeza. Lo recomendable es pelarlos justo antes de ingerir, ya que expuesto, el lichi se torna mucho más ácido y pierde parte de sus propiedades saludables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: