Dolor de estomago

¿La intolerancia alimentaria podría ser la causa de tus dolores de estómago?

Los dolores de estómago y los problemas digestivos son dos condiciones comunes que pueden ser causadas por muchos problemas de salud como la indigestión, la flatulencia y el reflujo ácido. A menos que el dolor sea extremo y debilitante, estos problemas suelen ser inofensivos y a menudo desaparecen por sí solos.

¿Pero qué ocurre si los dolores de estómago se han convertido en un problema constante?

Muchas personas experimentan problemas estomacales constantemente sin siquiera comprender la raíz del problema. Si sufres regularmente dolores de estómago, es posible que tengas una intolerancia alimentaria.

¿Qué es la intolerancia alimentaria?

Puede que hayas oído hablar de las alergias alimentarias, pero no todo el mundo es consciente de que puede tener intolerancias alimentarias. Una intolerancia alimentaria es una respuesta del sistema digestivo y se produce cuando una persona es incapaz de digerir correctamente determinados alimentos. No debe confundirse con las alergias alimentarias, que son una respuesta del sistema inmunológico. Las intolerancias alimentarias más comunes son la intolerancia a la lactosa y al gluten.

En muchos casos, una persona se vuelve intolerante a un alimento en particular cuando carece de las enzimas necesarias para digerir ciertas proteínas que se encuentran en él. Las personas también pueden volverse intolerantes a los aditivos, como los colorantes alimentarios y los potenciadores de sabor.

Síntomas de la intolerancia alimentaria

Si sientes un doloroso estruendo en el intestino cada vez que comes un determinado alimento, es posible que seas intolerante a él. Estos son los síntomas de la intolerancia alimentaria a los que debes prestar atención:

  • Calambres estomacales
  • Gases o hinchazón
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Acidez
  • Dolor de cabeza
  • Irritabilidad

Al igual que las alergias alimentarias, los síntomas de la intolerancia alimentaria también pueden ir de leves a amenazantes. Por lo tanto, es crucial saber cómo manejar esta condición.

Cómo controlar la intolerancia alimentaria

Las intolerancias alimentarias son en realidad bastante sencillas de manejar. Al igual que las alergias alimentarias, lo único que hay que hacer es mantenerse alejado de los alimentos que provocan la reacción y tratar de encontrar alternativas a estos productos alimenticios.

Lo difícil es saber qué alimentos y productos alimenticios no toleras.

Algunos médicos recomiendan llevar un diario de alimentos y observar las reacciones de tu cuerpo cada vez que comes un alimento específico. Algunos también pueden prescribir una dieta de eliminación, que consiste en eliminar los alimentos de la dieta uno por uno hasta descubrir el culpable. Aunque estos métodos son útiles, llevan mucho tiempo y pueden no ser del todo precisos.

Atacar la raíz del problema es importante para prevenir los síntomas de las intolerancias alimentarias. Por ello, EasyDNA ofrece la Prueba de ADN para Detectar Intolerancia. Se trata de una prueba de ADN no invasiva que ofrece un análisis exhaustivo de tu sensibilidad a hasta 800 alimentos y 325 productos no alimentarios. La prueba también incluye un análisis nutricional, toxicidad por metales, flora intestinal y un análisis de equilibrio hormonal.

Una vez que recibas los resultados de la Prueba de ADN para Detectar Intolerancia, que estarán disponibles en un plazo de 2 a 5 días desde la recepción de las muestras en el laboratorio, también recibirás apoyo posterior a la prueba, con consejos y asistencia adicionales, incluyendo más información sobre las intolerancias, así como recetas. ¡Mejora tu calidad de vida gracias a la Prueba de Intolerancia de EasyDNA!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: