hipertiroidismo subclínico

¿Qué es el hipertiroidismo subclínico?

El hipertiroidismo subclínico  (HSc o bien HiperSc), es una afección caracterizada por la baja concentración de tirotropina, la hormona estimulante de la glándula tiroides (TSH, por sus siglas en inglés). Quienes han recibido este diagnóstico no presentan síntomas clínicos y, en sus análisis de sangre, muestran concentraciones normales de hormonas tiroideas (T3 y T4 libres, según el rango referencial del laboratorio). Es un trastorno que debe atenderse para evitar consecuencias negativas de salud. Efectivamente, si llega a transformarse en hipertiroidismo clínico (definitivo y manifiesto), puede convertirse en factor de riesgo para el desarrollo de osteoporosis y fracturas óseas de cualquier tipo: de cadera, de columna, etc.

A continuación encontrarás un resumen de lo más importante que debes saber sobre este trastorno: ¿Qué es? Cuáles son sus causas, síntomas y consecuencias más relevantes. También tendrás a mano información sobre cómo se diagnostica y qué tratamiento se emplea actualmente para superarlo.

¿Cuáles son las causas del hipertiroidismo subclínico (HSc)?

Las causas que generan el hipertiroidismo subclínico, son las mismas del hipertiroidismo clínico. Suelen agruparse en dos tipos:

Causas exógenas

  • En caso de que el paciente esté bajo tratamiento por bocio, cuando se le administra excesivamente la hormona levotiroxina sódica (L-T4).
  • Por supresión de la hormona tirotropina (TSH) en las personas que han sido operadas de cáncer tiroideo.
  • Por dosis superiores a las necesarias de la hormona levotiroxina sódica (L-T4), en el caso de pacientes bajo tratamiento para hipotiroidismo.
  • Por consumo de ciertos fármacos. Entre estos se encuentra la amiodarona que se usa con frecuencia en el tratamiento de arritmias, pero tiene un alto contenido de yodo. Un comprimido de amiodarona aportará entre 20 a 40 veces más dosis de yodo de la necesaria. De allí la alta probabilidad de que genere el trastorno.

Causas endógenas

Cuando se sufre de la enfermedad de Graves. Esta etiología (o causa de la enfermedad) es más frecuente en pacientes jóvenes. Si padece de bocio multinodular tóxico. Este caso es más frecuente en adultos mayores de 65 años.

hipertiroidismo subclínico

¿Qué síntomas presentan los pacientes diagnosticados con HSc?

Los principales síntomas que pueden mostrar los pacientes con diagnóstico de hipertiroidismo subclínico son los siguientes:

  • Palpitaciones
  • Intolerancia al calor
  • Sudoraciones
  • Nerviosismo excesivo
  • Temblor en las manos
  • Fatiga
  • Insomnio
  • Pérdida de peso
  • Aumento del apetito
  • Diarreas
  • Alteraciones menstruales
  • Si hay ojos aumentados, podría tratarse de la enfermedad de Graves

Consecuencias del HSc exógeno y endógeno

Cualquiera sea la causa que origine el hipertiroidismo subclínico, esta afección puede ocasionar las siguientes consecuencias:

  • Efectos cardiovasculares en quien la padece. Puede haber aumento de la frecuencia cardíaca, arritmias y taquicardia. Incrementa el riesgo de morbilidad y mortalidad pues ayuda a desarrollar enfermedades cardiovasculares. En los jóvenes aumenta el riesgo cardiovascular cuando sufren de la enfermedad de Graves. Los efectos cardiovasculares son más comunes en adultos mayores.
  • Existe un riesgo mayor de sufrir de enfermedad ateroesclerótica. Los reportes advierten tendencia a desarrollar trombosis y aumento de la capa interna de la arteria carótida, es decir, la arteria principal que lleva la sangre del corazón a la cabeza.
  • Transformación en hipertiroidismo clínico. Ya en este caso, aumenta el peligro de sufrir osteoporosis y fracturas. El riesgo es mayor en las mujeres postmenopáusicas, especialmente cuando las causas del hipertiroidismo son endógenas. En los hombres, se manifiestan estos riesgos después de los 65 años, aproximadamente.

¿Cómo se hace el diagnóstico de este trastorno?

Este diagnóstico se hace por medios bioquímicos. Los valores de referencia de la hormona tirotropina (TSH) están comprendidos entre 0.45-4.5µU/mL.

Se pueden distinguir dos tipos de hipertiroidismo subclínico:

  • De ligera alteración de TSH. El rango de este diagnóstico está entre 0.45 y 0.1 µU/mL.
  • De alteración grave de TSH. Aquí el rango del diagnóstico es TSH ˂0.1 µU/mL.

Los pacientes que presentan valores de TSH por debajo del rango referencial, pueden continuar sin presentar síntomas durante meses o años. Quienes sufren de hipertiroidismo subclínico de etiología endógena, suelen responder al tratamiento y superan esta condición. Además, son reducidos los casos de HSc que cada año se transforman en hipertiroidismo clínico definitivo.

Se recomienda repetir la medición de la TSH de 1 a 3 meses después de que obtenga un valor de TSH ˂0.45 µU/mL. El especialista considerará si es necesario completar la evaluación ordenando otros exámenes.

Hay que tomar en cuenta que algunos medicamentos tales como la dopamina y los corticoides, tienden a reducir los niveles de TSH, lo que puede hacer sospechar que el paciente sufre de alguna forma de hipertiroidismo. Por eso es tan importante que informes al médico de otros fármacos que estés consumiendo.

Durante el diagnóstico también es necesario considerar que, otra posible causa de hipertiroidismo subclínico puede ser: el embarazo durante los primeros tres meses y, en este caso, tiende a ser transitorio. Generalmente se resuelve espontáneamente y se indica tratamiento sintomático, si se requiere.

Debe atenderse especialmente los casos de bocio multinodular, porque pueden desarrollar hipertiroidismo clínico definitivo si reciben exceso de yodo durante su tratamiento (iatrogenismo).

¿Qué tratamiento se recomienda para superarlo?

El tratamiento depende de la causa que origine el hipertiroidismo subclínico y el estado en que se encuentre el paciente. Las remisiones espontáneas son frecuentes con este trastorno. Por lo tanto, lo más recomendable es monitorear al paciente y hacerle seguimiento.

Un equipo multidisciplinario deberá atender el caso, según el diagnóstico. Este debe estar constituido, en un primer momento, por el médico endocrinólogo. Si sobreviene alguna complicación, esta también debe ser atendida por otro especialista, según el caso.

  • Aquellos pacientes con bocio de gran tamaño probablemente serán derivados a cirugía.
  • Si se confirma una TSH disminuida, debe suspenderse el medicamento (para descartar que sea causado por el fármaco recetado) o sustituirse.
  • En los casos que sufran arritmias o presenten una pérdida de peso sin razón aparente, probablemente se les indicarán drogas antitiroideas.
  • Los pacientes a quienes se indique tratamiento con yodo 131, necesitarán la atención de un especialista de medicina nuclear.
  • A quienes reciban tratamiento sustitutivo con levotiroxina sódica, se les debe revisar que la concentración de TSH se encuentre dentro del rango de referencia normal de los exámenes séricos de laboratorio.

El hipertiroidismo subclínico es un problema médico común que por lo general puede resolverse espontáneamente. En caso de que se requiera tratamiento, este depende de las causas que lo originen. De allí la importancia de un diagnóstico a tiempo y preciso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: