Fortalecer defensas en época de coronavirus

Cómo fortalecer tus defensas en época de coronavirus

Son muchos los bulos los que se escuchan desde que estalló la pandemia del coronavirus (Covid-19). Muchos de ellos, mitos sobre cómo curar esta patología. Sin embargo, la realidad es que, de momento, lo único que puede combatir el virus es nuestro sistema inmunitario. Por eso, es fundamental reforzarlo para reducir el riesgo a contraer infecciones virales.

El sistema inmunológico es el encargado de proteger nuestro cuerpo y mantenerlo saludable. En determinadas épocas del año se puede ver debilitado, por eso son fundamentales las vitaminas para subir las defensas. La Sociedad Internacional de Inmunonutrición (ISIN) recomienda una dieta basada en antioxidantes para fortalecer nuestro sistema inmunitario. Para ello es esencial seguir una dieta equilibrada, rica en fruta y verduras.

El cansancio continuo, las infecciones frecuentes o la caída y recaída en resfriados pueden ser indicadores de que nuestro cuerpo no se está defendiendo como es debido de virus y bacterias. Teniendo en cuenta, que especialmente ahora, debemos mantenernos sanos, te presentamos, a continuación, 5 claves para fortalecer tu sistema inmunitario:

Verduras
  • Llevar una dieta equilibrada: La alimentación es nuestra mejor aliada de nuestras defensas. Las vitaminas y los antioxidantes son fundamentales a la hora de estimular nuestro sistema inmunológico, siendo la vitamina C uno de los mayores estimulantes del sistema inmunológico. Los cítricos, la zanahoria y verduras como el brócoli son alimentos que deberíamos tomar a menudo. Además, no hay que olvidar la importancia de la vitamina D para mantenernos sanos. Tomar el sol es la principal manera de adquirir esta vitamina. Sin embargo, durante el confinamiento, no todos tenemos una terraza en la que tomar el sol, por eso, para lograr mantener los niveles de vitamina D saludable hay que asegurar el consumo de alimentos ricos en esta vitamina como lácteos, champiñones o pescados como la sardina, el atún y el salmón.
  • Dormir entre 6-7 horas diarias: un buen descanso es uno de los pilares fundamentales de un estilo de vida saludable. Sin embargo, en la situación actual de incertidumbre generada por el coronavirus, a muchas personas les cuesta más conciliar el sueño. Para seguir garantizando una correcta higiene del sueño, se recomienda cuidar el ambiente del dormitorio, ventilar frecuentemente y conservar el silencio y la oscuridad por la noche. Además, una ducha tibia antes de meterse en la cama y una cena ligera nos puede ayudar a mejorar nuestro descanso y así, reparar nuestro cuerpo y estimular nuestro sistema inmune.
  • Cuidar la higiene: Cuidar nuestra higiene personal ayuda a mantenernos alejados de enfermedades. Es por eso, que no paramos de escuchar estos días la importancia del correcto lavado de manos como una de las principales medidas contra el coronavirus. Sin embargo, no hay que olvidar extremar la higiene en el hogar. Se debe desinfectar a diario cocina y baños con productos como lejía o amoniaco, y lavar bien los alimentos que traemos a casa. Además, para evitar que entre el virus en nuestra casa, cuando llegamos de la calle, se debe evitar tocar superficies comunes como el ascensor o las puertas, quitarse los zapatos en la entrada de nuestro hogar, poner a lavar la ropa y acordarse de limpiar dispositivos móviles y gafas en el caso de usarlas.
  • Hacer deporte de forma regular: Mantener un estilo de vida activo es sinónimo de buena calidad de vida. Por eso, quedarse en casa, no debe ser una excusa para dejar de hacer deporte. Precisamente porque nos movemos menos, realizar una rutina de ejercicio moderado nos mantiene con energía y refuerza nuestras defensas. Para ello es recomendable planear una rutina diaria con actividad aeróbica como caminar dentro de casa varias veces al día y hacer un entrenamiento de fuerza sencillo para mantener la musculatura.
  • Cuidar la salud emocional: la constante información negativa que recibimos diariamente nos somete a un mayor nivel de estrés y ansiedad. Esto puede llegar a tener un impacto negativo en nuestra salud física. Por este motivo, para limitar el golpe emocional que pueden tener sobre nuestro cuerpo, es fundamental seguir una rutina diaria durante el confinamiento. La organización es la clave contra el estrés, mentalizarse y programarse una rutina ante el nuevo horario. Además, se debe evitar el consumo de bebidas alcohólicas, ya que además de dañar nuestra salud física, ejerce un efecto depresor del Sistema Nervioso Central.

Tanto en Europa como en Estados Unidos hay numerosos laboratorios trabajando en la búsqueda de un tratamiento eficaz que haga frente al Covid-19, sin embargo, de momento, los resultados de los estudios no son concluyentes. Del mismo modo, ya se ha iniciado en China ensayos clínicos de posibles vacunas en humanos. No obstante, pese a la velocidad a la que se están logrando estos avances, y a la espera de la vacuna definitiva del Covid-19, que aún sigue en desarrollo, mantener fuerte nuestro sistema inmunitario, es una pieza elemental en la batalla contra el coronavirus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: