Postoperatorio de una cirugía de pecho

Consejos para el postoperatorio de una cirugía de pecho

Si has decidido o debes someterte a una cirugía de pecho, el tiempo de recuperación es un tema importante a considerar. La mayor parte de los pacientes suelen preocuparse por el dolor posterior a la cirugía de pechos y el tiempo que tardarán en regresar a sus actividades cotidianas con total normalidad.

A continuación, repasamos algunos de los consejos esenciales ofrecidos por profesionales para afrontar con éxito el proceso postoperatorio de una cirugía de pecho. Considera seguir estas recomendaciones y cumplir al pie de la letra las instrucciones ofrecidas por el cirujano a la hora de la operación.

Consejos para una recuperación rápida y eficiente

El dolor, las molestias y la hinchazón son parte esencial del proceso de recuperación. Recordemos que se trata de una cirugía donde se reconstruye el tejido mamario para adaptar un cuerpo extraño en su interior (prótesis), por lo tanto, la recuperación será lenta, pudiendo llegar a tardar algunos meses.

Reposo funcional

Tal y como ocurre en cualquier proceso de recuperación que involucra heridas y suturas, existirán molestias, hematomas e hinchazón. Para aliviar estas molestias tendrás que aplicar un reposo funcional, evitando realizar movimientos con los brazos, caminar, agacharte, levantar peso o hacer cualquier esfuerzo físico.

Dormir boca arriba

Será necesario que duermas boca arriba al menos los primeros 10 días siguientes a la operación. Esto puede representar un problema para la mayoría de las personas, ya que la posición preferida de muchas personas a la hora de dormir es de lado o boca abajo. No obstante, la posición adecuada en esta situación sería boca arriba y con la parte superior ligeramente elevada.

Evitar el sol

Aunque el sol tiene un papel esencial en el funcionamiento de nuestro organismo, interviniendo en la regulación del sueño y otros aspectos, la realidad es que los días posteriores a este tipo de cirugía es necesario evitar que los rayos de sol impacten de forma directa sobre las cicatrices, ya que ocasionará que estas se vuelvan más visibles.

Con el paso de los meses, será necesario aplicar protector solar de 50 FPS, sobre la zona de la operación, incluso cuando llevemos traje de baño.

Llevar un estilo de vida saludable

También tendrás que evitar el consumo de alcohol, exceso de grasas, azúcares y comida basura. Durante las semanas posteriores a la cirugía lo más recomendable es consumir alimentos frescos en abundancia, eliminar el tabaco, consumir agua y zumo de frutas en lugar de bebidas gaseosas, reducir el consumo de harinas y los alimentos congelados ultraprocesados.

Compresión

Tendrás que seguir las indicaciones del especialista en lo que respecta a la compresión de las mamas. Esto ayudará a que la recuperación se acelere y evitará complicaciones relacionadas con movimientos involuntarios que puedan generar dolencias en la zona de la cirugía, favoreciendo la cicatrización de los tejidos.

Finalmente, necesitas observar constantemente y notificar de inmediato al especialista cualquier cambio negativo que ocurra a lo largo del proceso de recuperación. Por ejemplo, dirigirte de inmediato al centro de salud correspondiente en caso de presencia de fiebre, dolor extremo, sangrado excesivo o señales de que la herida no está sanando satisfactoriamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: