ciclotimia

¿Qué es la ciclotimia y cuáles son las diferencias con el trastorno bipolar?

Pasar de una depresión suave a un estado de euforia inusual, así como presentar un estado de ánimo que se parezca a una montaña rusa o de efecto “yoyo”, es decir, fluctuante en un tiempo corto, puede estar relacionado con el trastorno ciclotímico.

La ciclotimia es uno de los trastornos que presenta el estado de ánimo cuyas características son similares al trastorno bipolar, pero en una forma menos intensa, más suave en cuanto a los síntomas, por lo tanto menos perceptible, aunque tiende a ser más crónica.

Quienes padecen de trastorno ciclotímico, cuando están en sus momentos más bajos, presentan síntomas parecidos a los de una depresión leve, a un estado de tristeza, y no llegan a ser tan severos como los de la depresión mayor.

Características de la ciclotimia

Las personas con ciclotimia, cuando cambian su estado de ánimo y pasan de la tristeza a la euforia, este no llega a ser tan intenso como los que se observan en la fase maníaca de los trastornos bipolares, por eso se identifican y clasifican como hipomanía, es decir, una forma menos severa de manía.

Entre ambos estados de ánimo es probable que los ciclotímicos se sientan estables desde el punto de vista emocional, incluso es el único momento en que sienten que son ellos mismos.

La tasa de prevalencia de ciclotimia en la población general es de entre 0,4% a 1%, y afecta por igual a hombres y a mujeres; no obstante, son las mujeres las que más tienden a buscar ayuda profesional. El comienzo de este trastorno suele ocurrir habitualmente durante la adolescencia, y su aparición puede ser difícil de identificar debido a los cambios de humor que comúnmente presentan los jóvenes, asociados con los cambios hormonales. Así mismo, el riesgo de padecer trastornos del sueño, déficit de atención con hiperactividad, el abuso de sustancias y el desafío ante peligros inminentes son elevados en personas que sufren trastorno ciclotímico.

¿Cuáles son los síntomas de la ciclotimia?

Los síntomas de la ciclotimia son los altibajos de ánimo, que en sus momentos llamados altos ciclotímicos incluyen síntomas de un estado de ánimo elevado, también denominados síntomas hipomaníacos; mientras que los bajos ciclotímicos consisten en síntomas depresivos leves o moderados.

ciclotimia
S

Signos y síntomas habituales

  • Baja autoestima
  • Cambios de peso debido a comer mucho más o mucho menos de lo acostumbrado
  • Deterioro del juicio, la planificación o de habilidades de resolución de problemas
  • Dificultad para el manejo de conflictos
  • Falta de motivación
  • Fatiga
  • Ganas de llorar sin razón
  • Inquietud
  • Irritabilidad
  • Pensamientos suicidas
  • Pérdida de interés en actividades que antes consideraban motivadoras y placenteras
  • Pesimismo
  • Problemas para concentrarse
  • Retiro social
  • Sentimientos de inutilidad y culpa
  • Sentimientos de que la vida no tiene significado ni propósito
  • Sentimientos de tristeza, vacío y desesperanza
  • Soledad
  • Sumisión
  • Trastornos del sueño, bien sea dormir mucho más o mucho menos de lo habitual

Los signos y síntomas hipomaníacos habituales son:

  • Aumento del deseo de alcanzar objetivos
  • Aumento exagerado de la autoestima
  • Búsqueda de emociones fuertes en deportes, juegos de azar, sexo, consumo de sustancias fuertes, etc.
  • Estado eufórico con sensación exagerada de bienestar y felicidad
  • Excesiva actividad física
  • Fácil distracción
  • Falta de juicio que puede resultar en un comportamiento de riesgo
  • Hablar más de lo habitual
  • Hiperactividad
  • Impulsividad
  • Incapacidad para permanecer sentado
  • Inestabilidad emocional reaccionando de forma exagerada a los acontecimientos
  • Irresponsabilidad
  • Irritabilidad y agitación
  • Menor necesidad de dormir
  • Optimismo excesivo
  • Pensamientos acelerados
  • Problemas de concentración

Causas y factores de riesgo de la ciclotimia

Como la mayoría de los trastornos de salud mental, la causa exacta de la ciclotimia es desconocida; sin embargo, el componente genético parece ser un factor predictivo importante. Tanto para la ciclotimia como para la depresión y el trastorno bipolar una historia familiar con antecedentes supone un mayor riesgo de padecer estas enfermedades. Los factores ambientales son también muy importantes a la hora de desarrollar ciclotimia.

Al igual que con el trastorno bipolar y la depresión mayor, ciertos acontecimientos de la vida pueden aumentar las probabilidades de desarrollar ciclotimia. Estos factores incluyen eventos como el abuso físico o sexual u otras experiencias traumáticas y los largos períodos de estrés.

Vivir con ciclotimia

Menos de la mitad de las personas que viven con ciclotimia desarrollan el trastorno bipolar a lo largo de sus vidas. En la mayoría de los casos, la ciclotimia es un trastorno crónico que suele mantenerse para toda la vida; en otros, la ciclotimia parece disiparse y desaparece por sí misma a lo largo del tiempo.

Los efectos de la ciclotimia pueden ser perjudiciales para la vida familiar, social, laboral y de pareja. Además, la impulsividad asociada con síntomas hipomaníacos puede llevar a malas decisiones en la vida, tanto en temas legales como en financieros y de salud. Cuando alguien está padeciendo de trastorno ciclotímico es más propenso a abusar de las drogas y del alcohol.

Las recomendaciones son no consumir alcohol o drogas y hacer seguimiento del estado de ánimo para proporcionar información útil al terapeuta acerca de la efectividad del tratamiento, además de dormir suficiente y hacer ejercicio con regularidad.

A pesar de que no hay ningún medicamento aprobado para la ciclotimia, el médico puede prescribir los fármacos que se medican para el tratamiento del trastorno bipolar, los cuales ayudan a controlar los síntomas y a prevenir períodos de síntomas hipomaníacos y depresivos.

Diferencias entre ciclotimia y trastorno bipolar

  • En la ciclotimia los síntomas que enumeramos son más suaves, mientras que en el trastorno bipolar estos se presentan de manera más intensa, son más evidentes y suelen ser más descontrolados.
  • El temperamento del ciclotímico es un rasgo de su propia personalidad, es su modo de ser y se le identifica como alguien que puede estar con un estado de ánimo elevado o bajo en cuanto a actividad, ideas, acciones.
  • En el trastorno bipolar los cambios suelen ser más bruscos si la persona no está siguiendo el tratamiento.
  • En el trastorno bipolar las manías son más evidentes, mientras que en los ciclotímicos suelen confundirse con pequeñas manías que se manifiestan en el orden y la limpieza excesiva.
  • Para los ciclotímicos puede ser útil y suficiente una terapia de conversación, sin embargo, para quien padece de trastorno bipolar es necesaria una medicación específica e inalterable, además de la psicoterapia.
  • En algunos casos la ciclotimia puede desaparecer con el tiempo; el trastorno bipolar es una condición que perdura para toda la vida.

Si te ha interesado este artículo, consulta también el síndrome de Stendhal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: