Probióticos

Probióticos: qué son y qué beneficios tienen para tu salud

El revestimiento interno de nuestro intestino se encuentra cubierto de criaturas microscópicas. Gracias a estos organismos se crea un micro-ecosistema que se denomina microbioma. Aunque nunca notaremos su existencia porque no podemos verlo, tiene un papel muy importante para la salud del ser humano, llegando incluso a afectar nuestro estado de ánimo.

De ahí que sea importante cuidar los alimentos que consumimos, ya que de ellos depende también la alimentación de nuestro microbioma intestinal. La clave se basa en mantener el equilibrio entre las 1000 especies de bacterias que conviven en nuestro intestino, ayudando a que crezcan los microbios benéficos.

Esto lo conseguiremos por medio de los probióticos, un suplemento de microorganismos beneficiosos para nuestra salud, especializado en la estimulación y fertilización de las bacterias beneficiosas que hay en nuestro intestino, ayudando a que crezcan los “microbios buenos”. En páginas especializadas como UniversoBienestar podrás encontrar comparativas e información valiosa relacionada con los diferentes suplementos probióticos disponibles en el mercado.

¿Qué son los probióticos y para qué sirven?

Los probióticos son organismos vivos que al ingresar en el cuerpo al ser ingeridos permiten que se mantenga la población de bacterias buenas de nuestro organismo, generando beneficios importantes para la salud del ser humano. Por ejemplo, tienen la capacidad de fortalecer el sistema inmunitario, equilibrar la flora intestinal y estimular la producción de vitaminas, entre otros asuntos.

Alimentos fermentados como el yogurt y el chucrut son fuentes de probióticos. Sin embargo, también existen suplementos alimenticios que se pueden consumir e incluyen una buena cantidad de estos microorganismos vivos, pero es importante seleccionar bien el tipo de complemento que se consume.

Lo que ocurre es que existen muchos suplementos alimenticios con diferentes bacterias utilizadas como probiótico, cada una de ellas con docenas de especies, lo cual da lugar a una variedad enorme de suplementos disponibles, variando mucho la composición de una marca a otra. Es importante elegir el suplemento adecuado al tipo de afección que se desea tratar para obtener los resultados esperados.

¿Cómo actúan los probióticos en la flora intestinal?

Tal como hemos mencionado, aunque sean considerados como probióticos, cada variedad de microorganismo ejercerá un efecto distinto sobre la microbiota intestinal y por consiguiente sobre nuestra salud. En líneas generales, los objetivos de los probióticos sobre la flora intestinal son los siguientes:

  • Actuar como protección frente a microorganismos nocivos para la salud, lo cual se logra por medio de la creación de barreras naturales de bacterias saludables en el tracto intestinal, limitando la colonización de aquellas que tengan efectos potencialmente negativos.
  • Promueven la regeneración de la flora intestinal cuando se produce una alteración de la misma por diferentes causas. Por ejemplo, cuando se consumen antibióticos de amplio espectro.
  • Refuerzan el sistema inmunitario, actuando de manera directa sobre diferentes patologías.
  • Colaboran con el proceso digestivo y la absorción de nutrientes minerales como el hierro, el calcio y el magnesio.
  • Reducen diarreas y problemas digestivos provocados por el consumo de alimentos en mal estado.
  • Colaboran con la formación de nutrientes esenciales como enzimas, ácidos grasos y vitaminas.

Principales beneficios de los probióticos

Además de todo lo anterior, también existe una lista de beneficios importantes que se obtienen a partir del consumo de probióticos para el mantenimiento de la flora intestinal, tanto provenientes de alimentos naturales como a partir de suplementos alimenticios.

  • Combaten la obesidad. Diferentes estudios han concluido que existe una relación entre la calidad de la microbiota intestinal, el consumo de probióticos y el metabolismo de las grasas y la glucosa, dos asuntos estrechamente relacionados con la obesidad.
  • Ayudan a generar bienestar emocional. Tomar probióticos puede reducir los niveles de estrés a los cuales se somete el organismo y, en consecuencia, favorecer estados de relajación, evitar episodios de ansiedad y aliviar grados leves de depresión.
  • Cuidan la salud del hígado. El yogurt es rico en las especies L. Bulgaricus y Thermophilius. Esto permitiría que se repare el daño del hígado antes de que se produzcan enfermedades crónicas que degeneren el órgano.
  • Combaten efectos secundarios de antibióticos. A la hora de consumir antibióticos, solemos experimentar una serie de efectos desagradables y, además, estos tienden a afectar a la población de bacterias beneficiosas de nuestros intestinos. Con la ingesta de probióticos es posible aliviar estos efectos secundarios y recuperar la flora intestinal.
  • Alivian los síntomas del intestino irritable. Si eres una de las muchas personas que padece el síndrome de colon irritable, puedes encontrar en los probióticos una tabla de salvación para aliviar los síntomas más habituales, como inflamación, dolor abdominal y flatulencias, los cuales pueden llegar a extenderse por varios días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: