Propiedades psicoactivas del CBD

Las propiedades psicoactivas del CBD

Aunque se tiene como referencia que el término “psicoactivo” es negativo y se asocia al efecto ocasionado por el consumo de determinadas substancias, en realidad se trata de una confusión de conceptos. A decir verdad, cuando se habla de sustancias con la capacidad de generar alteraciones temporales de la percepción, estados de conciencia y comportamiento, se hace referencia a “psicotrópicos”.

Los psicoactivos son sustancias que a la hora de ser introducidas en el organismo, tienen la capacidad de actuar sobre el sistema nervioso central y desencadenar algunos efectos como la inhibición del dolor, modificación del estado anímico, etc. Por supuesto, muchas sustancias tienen esta capacidad, como ocurre con la café y el cacao, pero eso no las convierte en negativas.

Esta habilidad que tiene el café para producir un efecto psicoactivo, le ha convertido en una de las bebidas más consumidas del planeta; el chocolate, que procede del tratamiento de la semilla del cacao, es también una de los productos preferidos en el mundo y su consumo se encuentra relacionado con una disminución del estrés, la ansiedad y los estados de angustia.

Como podemos observar, el hecho de que un componente tenga propiedades psicoactivas no es necesariamente algo negativo. Es exactamente lo mismo que ocurre con el CBD (cannabidiol), cuyas propiedades psicoactivas se relacionan con la capacidad de incrementar la producción natural de serotonina, que interviene en la mejora del estado anímico.

Productos elaborados en base a CBD, como los desarrollados por la marca Cibdol, tienen efectos psicoactivos, pero no psicotrópicos. Es decir, pueden producir efectos positivos en el organismo sin afectar de manera negativa el sentido de la realidad, las percepciones ni alterar el comportamiento o intervenir en la capacidad y/o facultad de tomar decisiones.

El CBD tiene la capacidad de afectar a la mente humana de manera positiva

Tal como lo harían el café y el chocolate sobre el estado de ánimo, el CBD tiene la capacidad de afectar positivamente a la mente humana. Esto se debe a que los receptores del sistema endocannabinoide son estimulados sin que se produzca ninguna clase de respuesta psicotrópica, siendo esa la razón por la cual tiene beneficio sobre padecimientos como ansiedad y depresión.

CBD

Lo que ocurre es que el CBD interactúa con los receptores CB1 y CB2, responsables de transportar diferentes señales al cerebro con el objetivo de mantener a todos los sistemas del organismo en orden y buen funcionamiento. De esta interacción se desprende un aumento significativo en la liberación de serotonina (5-HT), conocida por su capacidad de regular el estado de ánimo.

Entonces, más allá de producir una alteración de la percepción (efecto psicotrópico), lo que se produce es una estimulación beneficiosa del sistema nervioso central (efecto psicoactivo), sin que se produzcan intoxicaciones, dependencias ni efectos adversos. Gracias a esto, el CBD se ha convertido en un aliado para el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas.

Además de lo anterior, son bien conocidas las propiedades medicinales del CBD, que además han sido certificadas por numerosos estudios clínicos en todo el mundo, permitiendo que muchos países hayan autorizado su consumo como suplemento medicinal, que además de ser bien tolerado por la mayoría de las personas, también tiene un buen perfil de seguridad.

Esto último ha sido comprobado por análisis exhaustivos desarrollados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), autoridad máxima en cuestiones sanitarias. La organización determinó que los compuestos de CBD tienen un riesgo de toxicidad casi inexistente así como un bajo riesgo de desarrollar efectos adversos, aunque todavía existen muchos estudios por completar.

Consumo moderado de CBD para aprovechar sus beneficios 

Por supuesto, tal como ocurre con cualquier alimento, suplemento y medicamento farmacéutico, el CBD debe consumirse dentro de las dosis recomendadas. Los efectos secundarios notados tras el consumo de este compuesto se relacionan con la interacción farmacológica con otros medicamentos, por lo cual siempre se recomienda el consumo en la dosis terapéutica adecuada.

Algunas de las propiedades atribuidas al consumo de CBD son la capacidad analgésica, antiinflamatoria, anticonvulsionante, antioxidante, neuroprotector, ansiolítico y promotor del buen funcionamiento del sistema inmunitario, razón por la cual se suele recomendar para el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas, estrés, ansiedad y dependencias químicas.

Existe una amplia variedad de usos y formas de consumir el CBD, además de diferentes productos relacionados. Cada una de estas presentaciones cumple objetivos específicos.

En líneas generales, uno de los más populares es el aceite de CBD, el cual es un suplemento que se consume por vía oral y tiene acción inmediata, pero también podemos encontrarlo en diferentes suplementos alimenticios, cosmética, cremas y más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: