camas articuladas

Las camas articuladas, no solo para enfermos

Las camas para enfermos son conocidas por permitir un descanso más adecuado a las personas que padecen diferentes enfermedades o dolencias y requieren dormir en posiciones específicas. Si bien son comunes en centros hospitalarios, cada vez se vuelven más populares para tener en casa, ya que tienen la particularidad de asegurar el descanso apropiado a cualquier persona.

No es necesario tener algún padecimiento para dormir en este tipo de camas. Las camas articuladas ofrecen un descanso de calidad, ya que es el colchón el que se adapta a la forma del cuerpo, permitiendo que la persona asuma la postura en la que se sienta más cómodo, pudiendo dormir sentada si así lo desea.

En las siguientes líneas te contamos más sobre las camas articuladas, las ventajas y beneficios de tener una en casa y algunos consejos que te ayudarán a elegir el modelo más adecuado a tus necesidades. Las camas geriátricas o articuladas se han convertido en una tendencia, siendo elegidas también por personas completamente sanas.

Contenido

¿Qué es y para qué sirve una cama articulada?

Se trata de una estructura que cada vez tiene más arraigo y popularidad entre las personas, puesto que ofrece diferentes alternativas para un descanso adecuado durante la noche. Es una cama que se articula, adoptando diferentes posiciones a través de un motor eléctrico, aunque también puede ser manual.

Para funcionar correctamente, debe utilizarse un colchón que sea flexible para adoptar las posiciones y adaptarse a los pliegues creados por el mecanismo articulado de la cama. De esta forma es posible configurar una amplia variedad de posiciones con las que la persona tendrá garantizado un mejor descanso nocturno.

para que sirve una cama articulada

Ventajas de tener una cama articulada

Aunque se tiene la percepción de que este tipo de camas solo es recomendada para las personas que se encuentran enfermas o en recuperación de algún padecimiento, la realidad es que su uso se encuentra recomendado para toda clase de persona, puesto que ayudan a que esta asuma una postura más adecuada para el descanso.

Quienes por algún motivo han desarrollado dolencias en la espalda o tienen movilidad reducida, encuentran una gran utilidad en una cama articulada que les ayude a sentarse sin requerir la ayuda de ninguna otra persona. En general, esta clase de cama permite que cualquier persona logre descansar en una posición ergonómica, adecuada para prevenir el desarrollo de enfermedades.

Por ejemplo, pasar la noche en una posición adecuada permite que el cuerpo pueda mejorar la circulación sanguínea, reducir la presión arterial, disminuir la incidencia de dolores de cuellos, espalda, lumbagos y el desarrollo de problemas a nivel cervical. Además, aquellas personas que padecen un problema respiratorio pueden dormir sin temor durante las noches.

A la hora de comprar una cama articulada es necesario evaluar con cuidado la comodidad de la misma y las características que ofrece. Las más completas son las que ofrecen cuatro o cinco planos, las cuales son las que mejor se adaptan a una amplia variedad de posiciones que se pueden configurar a gusto personal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: