Caída de pelo en otoño

Caída de pelo en otoño ¿por qué pasa y cómo puedo frenarla?

La caída del cabello es un evento natural que ocurre constantemente. No obstante, el otoño se convierte en una época crítica para el pelo, pues la caída espontánea del mismo suele agravarse tras la excesiva exposición a la radiación solar, la sal y el cloro de las piscinas durante el verano. Es una situación transitoria, pero requiere cuidados adicionales.

Esta caída del cabello derivada de la alteración del ciclo de crecimiento del cabello se como efluvio talógeno y es bastante frecuente en mujeres. Una de las formas de tratar esta condición y evitar la caída del cabello en la mujer, durante el otoño y en todas las temporadas del año, es mediante el uso de complementos nutricionales como Olistic for Women, elaborado a base de ingredientes naturales, siendo recomendado consultar a un especialista.

La buena noticia respecto a este tipo de caída del cabello atípica es que si no existe ninguna otra condición o problema relacionado con el cuero cabelludo o daño sobre el folículo piloso, es posible conseguir una recuperación completa después de algún tiempo, siempre que se tengan los cuidados apropiados.

Vitaminas y nutrientes serán nuestros grandes aliados

La mejor herramienta para el cuidado del cabello, y la prevención de su caída, es ofreciendo al organismo una buena ración de vitaminas y nutrientes esenciales que nutran el cabello desde el interior. Algunas como la Biotina, la Vitamina E o el Complejo B resultan esenciales para garantizar la buena salud capilar.

Considerando lo anterior, si notas una mayor caída de pelo en otoño, o cualquier otra época del año, una buena opción sería modificar tu dieta habitual o, en su caso, incluir algún suplemento alimenticio recomendado por un especialista cuya combinación de ingredientes puedan potenciar de forma natural, y con eficacia clínica comprobada, el crecimiento de nuevo cabello.

En el caso del complemento nutricional Olistic for Women, se pueden encontrar en su composición ingredientes de origen natural como:

  • Saw Palmetto. Capaz de impulsar el crecimiento de nuevo cabello, inhibiendo la hormona DHT, relacionada con fallos en el desarrollo de los folículos pilosos.
  • Pygeum Africanum. Evita que el cabello pierda densidad y volumen.
  • Astaxantina. Favorece el buen funcionamiento del ciclo del cabello y mantiene la hidratación de la piel.
  • Cúrcuma Cursol. Equilibra los niveles de cortisol, reduciendo el estrés oxidativo y evitando la caída del cabello.
  • Ashwagandha Sensoril. Cumple la función de proteger el folículo piloso y favorecer el crecimiento de un pelo más saludable.

Recomendaciones finales para evitar la caída del cabello en otoño

Además de lo anterior, también hay que realizar una modificación en los hábitos. En primer lugar, prescindir por un tiempo del uso de secadores y planchas, ya que estas maltratan el cabello y lo desgastan de forma continua, favoreciendo la caída.

Lavar el cabello constantemente, pero de una forma suave, sin frotar demasiado fuerte y haciendo movimientos circulares que favorezcan la circulación sanguínea y la oxigenación del cuero cabelludo.

No te acuestes con el cabello húmedo, pues esto favorecerá la aparición de hongos e infecciones.

Puedes utilizar un champú a base de tensioactivos y acompañar la rutina de higiene con una loción anticaída que complemente la nutrición del cuero cabelludo y te ayude a recuperar el cabello perdido en pocos meses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: