La Fe concede su VI Premio Literario a dos historias de superación personal

La Associació José Luis Sampedro per a la Salut i la Cultura del Hospital Universitari i Politècnic La Fe ha entregado esta semana su VI Premio Literario, cuyos relatos recogen las experiencias de los pacientes en el centro sanitario.

El premio al mejor relato en castellano ha sido para Francisco Javier Carrasco Gómez, por la obra “Una lección de vida” en la que narra como un enfermo pasa una noche de hospital acompañado de sus seres queridos llegando a la conclusión de que “el valor más preciado que uno tiene es la salud y el cariño de su gente más cercana”. Francisco Javier Carrasco Gómez estuvo ingresado en traumatología.

En cuanto al mejor relato en valenciano, la galardonada ha sido Carmen García Puerto, por el relato “Al Despertar”.

Ambos autores han recibido sendos diplomas acreditativos y un lote de libros. Asimismo, los relatos ganadores serán publicados en un libro editado por la Associació José Luis Sampedro per a la Salut i la Cultura junto al resto de historias participantes en esta edición del Premio Literario para pacientes del Hospital Universitari i Politècnic La Fe.

El acto de entrega de premios finalizó con una actuación del Coro de la Asociación de Antiguos Alumnos del Centro de estudios Marni (AAACEMA).

Associació José Luis Sampedro

La Associació José Luis Sampedro per la Salut i la Cultura del Hospital Universitari i Politècnic La Fe desarrolla diversas actividades culturales y lúdicas desde el año 2002, con el objetivo de combatir la ansiedad y la melancolía de los pacientes hospitalizados. La meta es lograr hacer más provechosa y agradable la estancia de las personas ingresadas, de sus acompañantes y del propio personal del hospital.

La asociación presta una especial atención a las mujeres, sobre todo aquellas que necesitan apoyo en la maternidad, por la alta demanda de información que se realiza sobre el tema.

Entre las principales actividades desarrolladas por la asociación destacan conferencias, presentaciones de libros, tertulias literarias, la celebración del “Día del Libro” o la conmemoración del “Día de la Mujer”. Asimismo llevan a cabo diversos concursos literarios infantiles y de adultos, proyecciones audiovisuales, representaciones de teatro infantil y de adultos, cuentacuentos, conciertos musicales y cursos de divulgación, entre otros.

Pepa Salavert, bibliotecaria del año de la CV

La Associació de Bibliotecaris Valencians ha nombrado a la responsable de la Biblioteca de Pacientes y Usuarios del Hospital Universitari i Politècnic La Fe “Bibliotecaria del año”.

Pepa Salavert, acaba de jubilarse y lleva 21 años como responsable de este servicio ofreciendo biblioterapia, una alternativa al desasosiego, la soledad o la tristeza que provoca la enfermedad. Salavert explica que desde la biblioteca se ofrece “medicina para el alma”. “Si pensamos que los usuarios son cuerpos, con reparar la máquina es suficiente; pero si pensamos que son personas, entonces necesitan una atención integral”- añade.

Salavert, destaca “el espacio y la luz de la nueva biblioteca de La Fe, donde los usuarios también pueden consultar su correo electrónico o buscar información en Internet, además de disponer de un espacio de lectura”.

La biblioteca del Hospital La Fe, destinada a pacientes ingresados, cuenta con unas nuevas instalaciones de 100 m2, sala de lectura y una zona con ordenadores mediante.

Esta biblioteca cumplió el año pasado su vigésimo aniversario, y dispone de un fondo bibliográfico de casi 10.000 libros de los principales géneros literarios, tanto para adultos como para público infantil. Desde su apertura a finales de 1991, este servicio ha realizado más de 230.000 préstamos a pacientes y profesionales del centro sanitario.

Con este nivel tan alto de préstamos, la biblioteca dispone de carnets de socios, disponibles tanto para los profesionales del centro como para los pacientes que permanecen ingresados durante mucho tiempo o de forma recurrente, o bien reciben tratamientos ambulatorios. Actualmente, hay más de 3.000 carnets de socio.

Además, si los usuarios no pueden acercarse a la biblioteca, durante dos horas cada día las bibliotecarias se acercan a las salas de hospitalización con un carrito cargado de libros.

De hecho, muchos de los usuarios ingresados continúan usando el servicio de biblioteca cuando se van de alta. Se trata sobre todo de pacientes con tratamientos ambulatorios, como el hospital de día o los servicios de cardiología, oncología, rehabilitación, unidad hepática o pacientes trasplantados.